Regionales

Colisionaron dos buques en el río Paraná a la altura de Ramallo

Paraná colisionaron en el medio del canal de navegación, a la altura de sus alerones (extensión lateral del puente de mando de una nave).

Si bien ambas embarcaciones intentaron evitar el choque, el poco margen de maniobra dificultó la labor de los prácticos argentinos embarcados en cada una de las naves, quienes solo pudieron atenuar la gravedad del impacto.
El incidente fue calificado como “rozamiento” siendo que las primeras pericias realizadas en el lugar dan muestra de que los daños son bastante más importantes: los cascos de ambos buques también chocaron por debajo de la línea de flotación.

Según la información que pudo recabar Infobae, la embarcación de bandera panameña navegaba por la vía troncal del Paraná a la altura del kilómetro 313,5 (Ramallo) rumbo al norte mientras que el carguero argentino lo hacía en sentido norte-sur (aguas abajo).

AMBAS NAVES ESTÁN DESTINADAS AL TRANSPORTE DE GRANOS.
Al momento de producirse el abordaje, el Vanquish (hasta hace pocos meses denominado Sharpnes) estaba siendo piloteado por el práctico argentino Mario Brusa, quien vía radiofónica informó a la Prefectura Naval Ramallo de la colisión y brindó un primer reporte de daños en el que dejó en claro que no había tripulantes afectados. Lo propio realizó el practico argentino embarcado en el Argenmar Mistral Fernando Correa.

Vale recordar que los prácticos son profesionales de la navegación (Capitanes de Ultramar o Fluviales) que se capacitan en el conocimiento de las particularidades de determinados cursos de agua para luego asesorar a capitanes de buques nacionales o extranjeros cuando sus naves surcan las mismas. Nunca asumen el mando de la nave. Su rol es el de asesores y además representan a bordo a la autoridad marítima nacional.

Por su parte, desde la Prefectura Naval Argentina se informó que, una vez que se recibieron los reportes de ambos prácticos la institución dispuso que ambas naves fondearan en aguas seguras a la espera del inicio de las actuaciones correspondientes. Al mismo tiempo dispuso que abordaran ambas naves, inspectores de casco para la verificación del estado de navegabilidad de estas luego del incidente.

“Es importante tener en cuenta que, más allá de la bandera que enarbolen, los buques que navegan por aguas sujetas a la soberanía argentina. La Prefectura Naval ejerce un rol que se denomina ‘de Estado Rector de Puerto’, lo que precisamente nos faculta para ejercer el control de un buque extranjero en determinadas situaciones. Una de ellas es precisamente la verificación que la autoridad marítima nacional debe realizar luego de una colisión rozamiento o varadura al solo efecto de verificar si la nave o naves afectadas pueden seguir navegando con seguridad por aguas argentinas”, indicó a Infobae una alta fuente de la Prefectura Naval Argentina. La institución acaba de cumplir 213 años desde su creación.

Fuente: infobae

Redacción CWSP

Noticias y opinión sobre la actualidad de San Pedro (Buenos Aires). Información general, policiales, eventos destacados. Noticias regionales, información nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *