Una persona manejaba alcoholizado un cuatriciclo

El conductor llego a un comercio de la zona costanera en 11 de Septiembre. Al llegar al comercio gastronómico se quedó dormido, según contaron testigos de lo sucedido.

De inmediato fueron convocados inspectores de nuestra ciudad que le hicieron “soplar” la pipeta del alcoholímetro y los reclutados arrojaron que tenía 2.2 gramos de alcohol en sangre, siendo 0,5 el máximo permitido.

El personal municipal secuestró el vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *