Una joven y su madre sufrieron quemaduras en el tórax, abdomen, miembros, superiores y rostro.

Las dos mujeres que fueron Hospitalizadas cerca de las 11 hs del martes, que sufrieron quemaduras en su cuerpo al intentar apagar las llamas que había provocado la explosión de una garrafa, sufrieron lesiones de consideración.

Según se pudo establecer, una joven de 18 años y su madre de 44 debieron ser asistidas en la Guardia General del Hospital con quemaduras superficiales en gran parte del cuerpo, mas precisamente en el tórax, abdomen, miembros, superiores y rostro.

Es por ello que se solicitó la derivación a una clínica de mayor complejidad de la localidad de Ciudadela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *