Una avioneta habría arrojado herbicida provocando graves daños a viveristas

Desde hace unos días los viveristas que se encuentran en el Camino Lucio Mansilla notaron que su plantaciones tenían manchas. Eduardo Silva se refirió a ello: “Hace unos días que venimos notando cambios en las plantas, han salido unas manchas tipos amarillas y amorronadas; ha perjudicado un montón de viveros y tenemos un problema gravísimo”.

También explicó de que manera dañó la producción: “Para nosotros el daño que está haciendo se está manifestando como si fuera un herbicida y no un herbicida flojo algo potente en donde ha dañado la producción notablemente en algunas plantas más en otras menos” y agregó: “Le ha quitado vista de venta ha perdido valor comercial notablemente, prácticamente no vamos a poder comercializar casi nada”.

ambién hizo referencia a la cuestión de la salud: “Las plantas quedarán en un segundo plano; el tema principal es el factor humano que no se ha dicho nada pero si es lo que nosotros pensamos puede llegar a causar graves daños para la salud de la gente de San Pedro ya que la ciudad está también muy afectada de esas manchas raras que han salido en las plantas”.

En varios puntos de la ciudad han aparecido follajes con la mismas mancha, al respecto el viverista explicó: “Estimamos que se tiro hacia el lado del cementerio ya que lo que es la Petrobras, zona de la rotonda la puerto, la zona de Paraná Fútbol Club, en la propia puerta de la intendencia vas a encontrar esas manchas, es algo que se ha aplicado en la isla y que nos ha caído en la espalda de los sampedrinos y estamos tratando de averiguar que es”.

Por su parte, el Director de Bromatología Saverio Gutiérrez, advirtió de que podría tratarse: “Aparentemente alguien ha fumigado con desecante que utiliza para soja supuestamente, es extraoficial porque se mandó todo a laboratorio. Aparentemente alguien quiso sacar rápido la soja en la zona de islas, se sospecha que la avioneta que lo arrojó podría haber hecho algún lavaje o alguna roseada cerca de la ciudad que no se debería hacer eso pero bueno, es extraña la magnitud con la que se encontró el panorama”.

Ante el trascendido de que el producto habría afectado también a huertas que comercializan sus productos en la ciudad, Gutiérrez explicó que no estaba al tanto pero dio un concejo a los vecinos: “Lo que la gente que tiene que verificar cuando consume plantas de hoja es que estén sanas, que no tengan manchas, que no tengan como quemaduras o pequeños puntos que indiquen que ha caído algún producto sobre ellos, tanto ahora como siempre, porque los viveros también usan ese tipo de productos y si alguien tiene al lado alguien que hace quinta son exactamente las mismas condiciones y por otro lado como siempre decimos la precaución es lavarla con abundante agua corriente, ponerla en balde con 3 o 4 gotas de lavandina por litro de agua, dejarla de 5 a 10 minutos para que se mate todas las bacterias y después enjuagarlas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *