Un joven de Hurlingham demandó al municipio por 3 millones de pesos

En el año 2008, Miguel Guzmán Rojas Salinas, un joven de Hurlingham que había venido a pasear a la ciudad, tuvo un grave accidente al caer por las barrancas en Enero del 2008, lo que le provocó que debido a la fuertes lesiones quedara postrado en silla de ruedas. Su familia demandó por 3 millones de pesos a la Municipalidad de San Pedro argumentando que lo ocurrido se debió a la falta de especialización que advirtiera el peligro en el lugar.
El Director de la Asesoría Letrada del municipio el Dr. José Macchia explicaba a través de FM Génesis: “Actualmente el juicio está abierto a pruebas, tramita en el Juzgado Contenciosos Administrativo de la ciudad de San Nicolás, estamos en la etapa probatoria con la declaración de los testigos propuesta por las partes, ya declararon los testigos de la municipalidad de San Pedro ahora están declarando los testigos de la parte actora, de este chico Rojas Salinas de apellido”.
Luego aseveró: “El Código Civil establece distintas eximentes de responsabilidad, una de ellas es la culpa de la propia víctima. En este caso fruto del propio relato de los testigos que fueron presenciales del hecho, amigos de este chico, manifiestan que se cayó, se tropezó”. En ese sentido, continuó: “Ademas ellos manifiestan que utilizaron ese camino porque ellos estaban acampando en el Balneario y les resultaba mas cómodo bajar por ahí, teniendo en cuenta que acortaban las distancias lo hicieron por ahí pero no es un camino habitual”.
Por último, concluyó: “Muchas veces se coloca al municipio como solidario porque sabiendo que puede llegar a responder, es una persona solvente y eso es lo que ocurre habitualmente. Muchas veces demandan al municipio y no prosperan”.

Un comentario en “Un joven de Hurlingham demandó al municipio por 3 millones de pesos

  • el 3 octubre 2012 a las 10:57
    Permalink

    Me parece muy bien la postura del Dr. jose Macchia defendiendo los intereses del municipio y de San Pedro ante un reclamo que no tiene razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *