Un fin de semana con mucha afluencia turística a pesar del mal tiempo

A través de la Secretaria de Producción y Turismo por intermedio de la Dirección de Turismo se dio a conocer que la Ocupación de Plazas Hoteleras y Extrahoteleras durante el fin de semana largo 8, 9 y  10 de Octubre de 2011 fue del 100%. En tanto que en 214 casas particulares que conforman el listado alternativo, pernoctaron  estimativamente 935 personas  A la vez que en campings, se registró el emplazamiento de  310 carpas y el ingreso 1319  personas entre acampantes y excursionistas (datos suministrado por 4 de los 7 campings que funcionan). Mientras que en las tres Casillas de Información Turística durante la semana del 3 al 10 de Octubre de 2011 se recepcionaron  659 consultas con el  ingreso de  1671 personas.La ocupación hotelera en los principales centros turísticos de la provincia de Buenos Aires rondó este fin de semana largo el 80 por ciento, a pesar del mal clima, por lo que “superó las expectativas” de los operadores del sector que también concretaron las primeras reservas con vistas a la temperada de verano.El secretario de Turismo bonaerense, Ignacio Crotto, aseguró ayer que fueron “escasas las reservas que se cayeron a partir de los anuncios del mal tiempo” y al respecto señaló que en destinos como Pinamar, Mar del Plata y otras localidades del Partido de la Costa “la ocupación fue mayor al 75 por ciento promedio”.
Superó las expectativasPero el movimiento turístico en este fin de semana largo fue intenso también para otros puntos turísticos de la provincia, afirmó el funcionario, porque en Tandil se registró un “85 por ciento de reservas; en Sierra de la Ventana, un 75 por ciento; en San Miguel del Monte y San Pedro, el 90 por ciento”.En tanto, sostuvo que en ciudades termales como Carhué, los operadores “completaron su oferta de alojamiento de cabañas, mientras en establecimientos de 4 estrellas superaron el 80 por ciento de ocupación”, precisó.Crotto aseguró que el mal clima, en verdad, benefició a los comerciantes de las zonas turísticas, porque quienes viajaron a la Costa “aprovecharon el día para hacer compras, ir al cine, al teatro, tomar el té en confiterías céntricas”, precisó.Pero, además, el movimiento de estas vacaciones cortas “superó las expectativas del sector”, aseguró Crotto, porque “en algunos destinos costeros ya se concretaron reservas y han sido masivas las consultas de la oferta hotelera para el próximo verano”.En ese sentido, recordó que entre los operadores turísticos “se conoce que este feriado es el termómetro que marca el ritmo de lo que será la temporada” veraniega.
La diferenciaEl funcionario provincial se mostró entusiasmado porque la Costa argentina continúa siendo “competitiva”, aún a pesar de la devaluación de la moneda brasileña, que rebaja los costos de ese país para quienes viajen desde aquí.La diferencia radica, explicó, en “la distancia, los gastos de traslado y la variedad de oferta para todos los bolsillos” que tiene Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *