Tras la bajante histórica, el Río Paraná retoma sus niveles normales

El río Paraná comenzó un “llamativo” proceso de creciente que casi cuadriplicó su altura en menos de un mes, tras la bajante histórica con mediciones hidrológicas que no se registraban desde hacía 50 años.

“Lo llamativo es la rapidez de este proceso de creciente, que se debe a las lluvias registradas en la cuenca alta de los ríos Paraná e Iguazú”, aseveró Juan José Neiff, investigador del Conicet y magister en Ecología Acuática Continental.

Como en toda la zona, en San Pedro, en menos de un mes el aumento fue exponencial y los registros muestran que el 16 de enero, en el puerto de Corrientes la altura no llegaba al metro (0,1 metros) y este miércoles fue de 1,8 metros, de acuerdo al informe diario de Prefectura Naval.

En este sentido, el experto agregó que la velocidad con que se dio la creciente refleja que “el período de seca se está terminando”.

En cuanto a la continuidad o no de la creciente, Neiff dijo a que la situación “es poco previsible, hay variabilidad en el clima en el corto y mediano plazo”.

“Por lo pronto no tenemos situaciones que nos hagan pensar en un alerta, que sería cuando el Paraná asciende hasta los 6,50 metros y mucho menos al nivel de evacuación que llega a los 7 metros”, concluyó el investigador del Conicet.

Con información del diario La Capital (Rosario).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *