Serjal finalmente fue destituido por el gobernador Perotti

En el mismo decreto en el cual aceptó la renuncia del cuestionado funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) el mandatario santafesino dispuso que quede desvinculado de todo cargo que pueda asumir en el Poder Judicial.

La decisión de Perotti podría darle un cierre a la carrera judicial de Serjal, más allá de que anoche había algunas voces que sostenían que esa facultad compete a la Legislatura. Sin embargo el decreto del gobernador alega que los hechos de corrupción que se le endilgan le impedirá ocupar cualquier otro cargo en el Poder Judicial. Esta desafectación, por otra parte, pone a Serjal en condiciones de ser imputado en un proceso penal como cualquier ciudadano, ya que no tendrá más los fueros que poseía en virtud de su cargo.

Según informó el diario La Capital de Rosario, la suerte de Serjal comenzó a cambiar el viernes cuando el empresario de juego Leonardo Peiti, al ser imputado de integrar una red que combinaba la actividad de casinos clandestinos con extorsiones, lo involucró junto con Ponce Asahad de haberle pedido desde 2018 una cantidad regular de dinero —en el orden de los cuatro o cinco mil dólares mensuales— para brindarle protección e información que le permitiera seguir con sus actividades ilegales.

La mención del fiscal regional en esta causa no fue la primera que puso en duda su integridad para el cargo, teniendo en cuenta que en noviembre Serjal fue denunciado tras haber comprado dos vehículos al dueño de una concesionaria al que días antes favoreció con el cierre de una causa en la que estaba acusado de vaciar una empresa.

Pero cercado por cada vez más políticos e incluso sus subordinados en el MPA rosarino que pedían su apartamiento, el sábado le adelantó al fiscal general de la provincial Jorge Baclini su renuncia como fiscal regional, la cual se conoció las últimas horas del domingo. «Soy ajeno a las cuestiones que se han ventilado y me he puesto a disposición de los investigadores para lo que los mismos requieran. Quiero dejar en claro que jamás he realizado actos que no se hayan ajustado a derecho durante mi función, hago referencia a mi actuación, desconociendo el modo en que san obrado otras personas y no siendo quién para juzgarlas», expuso Serjal en la carta mediante la cual renunció a su cargo en la regional, pero no como fiscal de grado.

con Informanción de La Capital (Rosario)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *