Según el chofer del camión el colectivero se habría dormido

Rubén Santillán, uno de los pasajeros, comentó que el micro «venía levantando gente desde Tucumán». Además, agregó que en el momento del choque todo fue desesperación. «La gente empezó a gritar y a bajarse del micro», explicó.

En tanto otros de los ocupantes del transporte expresó: “Yo sé que la mano de Dios estuvo, porque ver el colectivo de la manera en que está… Nosotros damos a gracias a Dios que lo podemos contar”, dijo la shockeada mujer.

“El micro es arrastrado bastante, pero nosotros sentíamos…pensábamos que había reventado una cubierta. Aparentemente se prendió al camión y lo arrastró”, describió el accidente.

“El otro chofer está shockeado, está mal, porque el quiso ayudarlos y no pudo hacer nada. El fue el que nos dijo bajen rápido porque había mucho olor a quemado”, narró con un dejo de angustia la mujer, ataviada en una frazada.

“El venía dormido”, dijo sobre el chofer del camión que embistió de frente el micro en el que ella y otros 52 pasajeros venían. “Mi hija venía conmigo, se cayó hacia adelante y no le pasó nada”, relató, milagrosamente.

“Antes de salir siempre pedimos a Dios que él nos guarde y yo creo que realmente ha guardado a 54 personas, porque éramos 56 y fallecieron dos. Un viaje agotador para los pasajeros, me imagino para los choferes”, dijo la mujer que se negó a ir al Hospital Municipal de San Pedro y prefirió esperar a la vera de la ruta un nuevo micro que la lleve a Buenos Aires.

La coordinadora del viaje aportó dos datos claves. Primero, que había habido un cambio de chofer en Rosario, es decir poco menos de 200 kilómetros antes y que la niebla, que se decía había al momento del choque, estaba en Rosario y no en San Pedro, lugar del accidente. Esos datos, más la presunción que el camión iba sin luces, prácticamente que dejan toda la responsabilidad en el chofer del vehículo pesado.

Bomberos de San Pedro identificaron a uno de los choferes como Walter Daniel Rosales, de unos 31 años, oriundo de la ciudad santiagueña de Río Hondo. Los datos del otro aún no fueron dados a conocer. Voceros del cuartel de bomberos informaron que «el ómnibus chocó contra la parte trasera del camión, un Dodge 7000 con semirremolque cargado con celulosa, que se dirigía a San Andrés de Giles”. Según trascendió, “la ruta estaba en buen estado y era buena la visibilidad».

El ómnibus transportaba, además de los dos choferes, a una guía de turismo y 50 pasajeros, quienes ahora esperan para declarar. La Policía le dio intervención a la fiscalía cinco de San Pedro, que instruyó las primeras actuaciones por «doble homicidio culposo y lesiones culposas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *