Se reanudaron las clases en la Escuela Nº 1

Los pisos fueron levantados la semana pasada.

Después de varios días sin clases, como consecuencia de una profunda tarea de limpieza y desratización se reanudaron esta mañana las clases en el edificio de la Escuela Nº1 que se encuentra ubicada en Mitre e Hipólito Irigoyen. Para ello, se debieron levantar los pisos ya que varios roedores muertos quedaron debajo lo que originaba un fuerte olor.

Como consecuencia de ello, los docentes enviaron las tareas a los alumnos para que realicen en sus hogares, para no retrasar el aprendizaje.

Un procedimiento similar se hará en la ESB Nº8 que es afectada por condiciones parecidas.

Cabe recordar que la semana pasada los alumnos del establecimiento se habrían sentido afectados por los olores de los químicos usados para el exterminio de dicho animales. Esto motivó un gran enojo de un grupo de padres que manifestó que las clases habían comenzado demasiado pronto.

Luego del gran revuelo las autoridades municipales y escolares debieron realizar una conferencia de prensa para explicar que los productos utilizados para matar a los roedores no perduraba más que unas horas en el aire y que no producían en los seres humanos ningún tipo de afección, argumentando que algún chico podría haber sido sensible a que la droga le haga una reacción alérgica.

Es importante mencionar que la situación generada se debe a la gran proliferación roedores que existe en la zona, como consecuencia en principio de la crecida del Río Paraná. Esto produce que muchas de las madrigueras que se encuentran en la zona ribereña sean tapadas por el agua y es por ello que los ratones se ven obligados a abandonarlas. Algunos ecologistas han fundamentado que esta situación en base a que la excesiva fumigación ha alterado el ecosistema y ha matado a una gran cantidad de lechuzas que son las principales encargadas de mantener el equilibrio natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *