Se produjeron hoy cuatro intentos de secuestros virtuales

extorsion-1702111Se produjeron en el día de hoy 4 intentos de secuestros virtuales, todos ellos a familias conocidas de la ciudad. En primera instancia se pudieron constatar dos de ellos a empresarios hoteleros de la ciudad del mismo apellido casualmente, otro a un dueño de un vivero importante de la ciudad y el restante a una familia que vive muy cerca de la comisaría de nuestra ciudad.

Uno de los casos se originó a través de un llamado telefónico donde referían que dos personas, que casualmente se hallan de viaje, habían tenido un accidente en la ruta. El que recepcionó el llamado, el nieto, entró rápidamente en desesperación dando datos personales que sirvieron a los delincuentes para realizar un segundo llamado en donde daban cuenta que estas personas estaban bien, pero que los habían secuestrado y pedían una suma importante de dinero por su rescate. Luego tomó parte la policía, quien recomendó que no continuará el contacto pero ante la desesperación la negociación continuó. Con el correr de los minutos el jefe distrital Dante Paolini pudo contactar al supuesto damnificado que se hallaba en la ciudad de Tucumán y que se encontraba en perfectas condiciones.Por otro lado, otra de las personas que pasó por una situación similar, Anibal (solo daremos el nombre por el momento), explicó a través de FM Génesis: «Estaba atendiendo el hotel y recibo una llamada de alguien, muy preparado en el sentido que era un diálogo fluido, muy seguro de lo que estaba diciendo; preguntando quien era el dueño del lugar que necesitaban ubicarlo urgente por un, no pudo decirte si era un supuesto oficial de la policía o jefe o algo por el estilo Me salió decirle no, no hay ninguno y no creo que pueda ubicarlo en este momento», «y ahí me empezó a hacer una historia media compleja pero hablando muy seguro».

Luego continuó: «Me empezó a hacer una historia que era urgente, como que la conversación no se podía extender mucho porque lo importante era el accidente»y en ese sentido aseguró: «Por el solo hecho de haberlo visto en televisión y haberle prestado atención a ese tipo de historias empecé a pensar que podía tratarse de algo así, así que intente que no me manejaran la situación y manejarla yo por teléfono». «Empecé a hacer yo algunas preguntas para que no me copara la conversación. Hasta que en un momento le hice dos o tres preguntitas y vi que titubeó». «Así que lo que hice fue colgar y llamar a los destinatarios y empezar a informarme si alguno tenía algún familiar en Buenos Aires y al no ser así me quedé un poco más tranquilo».

En tanto que el mismo modo operandi fue utilizado para con la mujer de un conocido empresario viverista de nuestra ciudad. La que pudo, luego de varios intentos comunicarse con con su marido y advertir luego de un terrible momento, que se hallaba en perfecto estado de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *