Se exportará a Inglaterra batatas sampedrinas

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, estará este martes en San Pedro, despidiendo una carga de exportación  de batatas producidas en esa región hacia Inglaterra, en la primera operación de este tipo en la historia.

La empresa familiar Finca Verde, que ya es exportadora de naranjas y duraznos, pero también es una importante productora de plantines de batata libre de virus para la producción propia y para la venta al público.

A raíz de la noticia de esta inédita exportación a Inglaterra, comenzamos a indagar y se nos abrió un mundo casi desconocido sobre la presencia de ese cultivo en la zona de San Pedro.

 

Un estudioso del asunto, Pablo Rodolfo Bianchini, contó que el cultivo de batata en el área de San Pedro se realiza desde hace mas de cien años, primero fundamentalmente para autoconsumo del productor y su familia. En un extenso trabajo, Bianchini reconstruyó la historia de la primera mecanización de la tarea de siembra de los plantines a principios del siglo XX.

En efecto, cuando el área cultivada fue creciendo en paralelo a lo que también ocurría con el consumo en la ciudad de Buenos Aires, “antes del año 1930 y gracias a la inventiva de un joven que aún no había cumplido los 20 años, se ideó y fabricó la primera transplantadora de batata”, cuenta Bianchini. “Esta máquina a la vez que facilitó una de las tareas más ingratas, dio ideas para que otras personas la fueran mejorando a través de los años, en cuanto a eficiencia y rapidez de trasplante”.

El INTA local está muy metido en la actividad, a tal punto que el año pasado incluso presentó variedades de batata desarrolladas especialmente para la zona. A fin de 2017, además, realizó un relevamiento destinado a establecer la superficie de batata a plantar, los productores involucrados en la actividad, la existencia de infraestructura de acondicionamiento o lavaderos y las variedades cultivadas.

Un libro reciente del organismo tecnológico describe que “San Pedro es una zona tradicionalmente representativa para el cultivo de batata en Argentina, y probablemente, una de las más antiguas. El cultivo podría haber sido introducido por los inmigrantes mallorquines. Existen registros que indican que en 1920 se cultivaba en pequeñas producciones para el abastecimiento local y en 1925 habría pasado a perfilarse como una zona de horticultura extensiva que abastecía Buenos Aires y a otros centros urbanos”.

Más recientemente, según ese trabajo, la superficie de cultivo de batata fue medida en el periodo 1977/2005 y señalan niveles mínimos de 1.348 hectáreas en 2001 y máximos de 4.000 hectáreas en 1998. La última información estadística censal fue la obtenida en el Censo Hortiflorícola de Buenos Aires en 2005, que daba cuenta de una superficie de 1.800 hectáreas.

En su relevamiento de 2017, el INTA consideró que a la par de esta caída de área batatera “habría disminuido la cantidad de productores a lo largo del tiempo”. En 1977 se estimaron 350 y en 2005 se censaron 101.

Al actualizar los datos, se elaboró un listado de 77 productores y “se logró contactar a 73, de los cuáles, 54 se identificaron como productores de batata, 8 sólo se dedican a prestar servicios de acondicionamiento o reventa y 11 abandonaron la actividad”.

“Entre los 54 productores contactados, se estimó una superficie a plantar en la temporada 2017/2018 de 2.035 hectáreas. Las mismas corresponden a 87% de variedad Arapey, y 13 % del resto: Morada INTA (2%), Beauregard (4%) y el clon Selecta (7%)”, precisó el INTA.

Fuente: Bichos de Campo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *