San Nicolás: detuvieron al asesino después de varias horas de búsqueda

La intensa búsqueda se extendió por varias horas en las inmediaciones del lugar del hecho, en la ruta 9, y lo localizaron por una tarjeta SUBE que quedó en la escena del hecho.

 

El detenido, identificado como Andrés Tissi, de 28 años, fue localizado por el Departamento de Investigaciones número 1 de San Nicolás, de la Policía bonaerense. Trabajaron en conjunto con Comando de Patrullas, Comisarias, Federal y Canes.

 

Lo capturaron a partir del hallazgo de una tarjeta SUBE en el lugar del hecho. Si bien el plástico no pertenecía al sospechoso, estaba a nombre de un familiar, lo que permitió a los investigadores rastrear el domicilio. Ugarte al 500, allí vive su padre con quién tenía poca relación. Pero la tarjeta perteneciente a su hermana tenía ese domicilio.

 

Inmediatamente se realizó un allanamiento en su casa, Republica Argentina al 600 de Barrio Pesci pero no lo hallaron Luego en el de su madre, a pocos metros de su casa y tampoco estaba allí.

 

Alrededor de las 4.30 de la madrugada policía se anotocia que el sujeto buscado intentó ingresar a la casa de su padre en calle Ugarte y es allí donde lo detienen.

 

Según informaron, el detenido posee antecedentes penales por robo y drogas.

 

Si bien resta el informe de la policía científica, confirmaron que Tissi presenta “hematomas e inflamación en las manos”.

El crimen

 

El cuerpo de Juan Carlos Donato fue encontrado el jueves cerca de las 20 en un galpón de la chacra ubicada en el kilómetro 233 de la ruta 9, por su esposa, luego de ver parado frente a portón de entrada de la propiedad a un hombre, que vestía una remera color rosa y tenía mal aspecto, que le llamó la atención.

 

Al acercarse a un galpón que hay en la chacra, la mujer encontró a Donato asesinado y mutilado de forma espeluznante.

 

Según detalló en diálogo con TN el fiscal de la causa, Julio Tanús, una vez cometido el asesinato, al cuerpo le desmembraron la nariz y la mandíbula. “Es una agresión escandalosa, por demás de brutal. Fue hecha con un arma blanca”, explicó el fiscal. “Post mortem le cortaron la nariz, la lengua y le extrajeron el maxilar para luego introducir la mano por la laringe y le extirparon las vísceras. Una cosa impensada”, dijo.

 

De acuerdo con el testimonio, todo ocurrió en un cuarto externo a la casa de Donato, en una suerte de lavadero. “Nunca vimos algo así”, reveló el fiscal, que también describió que en la habitación estaban las paredes manchadas con sangre. “El cuerpo estaba con la cara cortada por la mitad y toda la parte delantera extirpada”, agregó.

 

Entre las pruebas aportadas por testigos, e incluso por la esposa de la víctima, todo apunta a que fue cometido por una sola persona.

 

FUENTE: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *