Río Tala: Paulatinamente la calma llega a los vecinos

Foto gentileza Cruz Roja San Pedro

Tras el desastre que provocó la fuerte tormenta a los vecinos de la localidad de Río Tala, no tardó en llegar rápidamente la ayuda desde los distintos sectores.

El estado con la responsabilidad que le compete en los distintos estamentos, nación, provincia y municipio, pero fundamentalmente se observó la solidaridad de la comunidad sampedrina.

En tal sentido, el delegado Diego Macenet, en declaraciones a FM Génesis refirió:«Estoy muy agradecidos a todos porque se ha recibidos muchísima ayuda tanto de vestimenta, zapatilla, mercadería de instituciones de San Pedro, de vecinos, de familias».

Luego de la evaluación que se realizó al día siguiente del temporal y teniendo en cuenta ya la llegada de camiones con chapas, colchones, alimentos y demás elementos, volvió un poco la calma.

«Estamos un poco más tranquilos, algunos de los vecinos, no todos, porque hay gente que todavía no puede recuperar su casa. Estamos apuntando todo el trabajo en ellos hay 4 o 5 casas que prácticamente va haber que tirarlas abajo y volverlas a construir. Otro grupo de gente ya pudo techar ya está un poco mas tranquilo», agregó Macenet.

Y destacó que el «intendente Pablo Guacone juntos con sus secretarios han hecho gestiones para poder colaborar con esta gente. Está llegando ayuda de provincia y de nación»

Respecto de las declaraciones realizadas por Raúl Prina, sobre la falta de presencia de funcionarios municipales, teniendo en cuenta el derrumbe sufrido en la casa propiedad de la familia, el delegado respondió:»No voy a entrar en una polémica, algo escuché ayer y también me lo manifestaban algunos vecinos pero acá en Tala todos saben quien es uno y quien es otro».

Además comentó:»Yo soy vecino de Prina, cuando pasa el tornado yo le digo Guillermo (hermano de Raúl), vamos que el tornado te tiró el boliche, vamos los dos caminando hasta ese lugar, nos encontramos con esa sorpresa. Todos los funcionarios vieron el lugar, el Intendente también se preocupó por ese lugar que tiene muchos años, por eso hizo gestiones para recuperarlo».

En cuanto a los motivos que habrían llevado a Prina a vertir esos conceptos, Macenet, contestó:«Es por una clausura de algo y no digo mas nada, no quiero decir más nada para no entrar en polémica. Todos ya lo saben», enfatizó.

En la jornada del jueves las Asistentes Sociales de Desarrollo Humano hicieron nuevamente una recorrida «para ver como están llevando adelante cada vecino la reconstrucción de sus techos para que que es lo que necesitan y para ver en que los podemos ayudar», arribó a la localidad un cuerpo sanitario de Hospitales móviles que suplantarán a la sala de primeros auxilios del lugar hasta que esta sea reparada en su totalidad tras ser afectada por el tornado.

Entre las actividades diarias de la comunidad, se reanudaron las clases en los establecimientos educativos que habían suspendido las mismas. En la escuela Nº 12, donde varios postes de luz habían caído hacia su interior, se retiró el riesgo que había y se normalizaron las tareas.

Desarrollo Social, de Nación y Provincia continúa con la asistencia a los sectores más afectados, llegaron más de 500 chapas con sus respectivos tirantes, además de las provisiones necesarias para las familias de menores recursos. Además desde el Centro de Referencia confirmaron que los lugares que han sufrido pérdidas totales y que cuentan con la documentación necesaria que acrediten su propiedad, serán reconstruidos totalmente.

La Coopser ya recompuso todo el sistema eléctrico, mientras permanece trabajando en toda la localidad reparando postes y reponiendo sectores que fueron seriamente afectados.

Mientras tanto, la Cooperativa de Servicios de la localidad no debió interrumpir el suministro de agua potable, pero sí confirmaron sus directivos que las líneas telefónicas y de Internet se irán recomponiendo paulatinamente pero que llevará más de un mes poder hacer que funcionen como antes.

La ayuda de la comunidad llegó desde diversos sectores. La Cooperativa de taxis, la Juventud Radical, la comunidad Evangélica, establecimientos educativos y particulares, acercaron todo tipo de provisiones para paliar la situación.

El miércoles, Cruz Roja, recibió un refuerzo de alimentos no perecederos para ser distribuidos entre los vecinos. Sus autoridades indicaron que no solo se abastecerá a la comunidad de Río Tala sino que también se asistirá a las familias de Gdor. Castro quienes también fueron seriamente afectadas una semana antes al tornado y prácticamente perdió todo.

Por su parte, desde la Policía local, se ordenó una custodia permanente para evitar algún que otro ilícito en las zonas donde se está asistiendo y se recibe ayuda. Sucede después de que algunos vecinos aseguraron que ante la soledad e impotencia advirtieran la presencia de personas ajenas a las familias queriéndose llevar chapas y tirantes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *