Registros de pumas en Vuelta de Obligado

PUMAS EN OBLIGADO-Huellas (copia)El Grupo Conservacionista de Fósiles recibió, en estos días, un detallado trabajo de investigación realizado por Nicolás Chimento, del Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados (Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”), y Eduardo R. De Lucca, Centro para el Estudio y Manejo de Predadores de Argentina (Fundación de Historia Natural “Félix de Azara”), que aborda más de 100 reportes sobre la presencia de pumas en la provincia de Buenos Aires. Entre esos registros, figura uno que fue obtenido en un campo de Vuelta de Obligado (San Pedro) y otro, en un predio del partido de Ramallo.

Un gran felino, el Puma concolor
Según los investigadores, “Es un carnívoro de gran resiliencia (capacidad de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características y costumbres), capaz de subsistir en ambientes modificados por el hombre. No obstante, Puma concolor ha sufrido retracciones en su rango y extinciones locales en la ecorregión Pampeana. Sin embargo, recientemente, luego de más de 60 años sin registros, se han observado evidencias de poblaciones de pumas para el Sistema de Ventania y para el noroeste y norte del pastizal pampeano.
El registro en distintas áreas de especímenes jóvenes y de hembras con cachorros, sugiere que en la ecorregión Pampeana está teniendo lugar un proceso de recolonización por parte del puma.”

Vuelta de Obligado y Ramallo

En el mapa de observaciones confeccionado por Chimento y De Lucca, como punto de registro Nº 131, se pueden observar las huellas de un adulto y una cría fotografiadas entre mayo y junio de 2014, en un establecimiento rural de Vuelta de Obligado (partido de San Pedro), por el Sr. Sebastián Zoltowski.
La diferencia de tamaños entre ellas y la característica forma de las huellas no deja lugar a dudas de que se trata de un ejemplar adulto y otro de pequeño tamaño que caminaron sobre un terreno blando que preservó el andar de los dos felinos.
En Ramallo, sin embargo, entre septiembre y noviembre de 2014, se hallaron huellas de pumas junto con terneros y ovejas depredadas en las cercanías del campo propiedad del Sr. Alberto Coscia, entre la localidad de Paraíso y Ramallo.

El futuro de un fantástico animal

En el estudio cedido al Grupo Conservacionista, los investigadores indican que “Será recomendable monitorear de cer­ca este fenómeno, ya que cuando un gran carnívoro vuelve a ocupar un área donde previamente estaba extinto, conocer sus movimientos tanto en áreas rurales como urbanas facilita la identificación de las pro­blemáticas de conservación y de manejo a enfrentar.
Desafortunadamente en Argentina, las políticas (no solo respecto a la fauna) no suelen ser proactivas sino, por el contrario, reactivas (o muchas veces inexistentes). Se espera que en este caso esto no suceda, ya que de permanecer indiferentes ante este “resurgir” del puma en la provincia más poblada del país, seguramente surgirán conflictos con consecuencias negativas tan­to para humanos como para este “nuevo” ocupante del ecosistema de las pampas.”

2 comentarios en «Registros de pumas en Vuelta de Obligado»

  • el 10 julio 2015 a las 22:11
    Enlace permanente

    Vengo haciendo un seguimiento de los trabajos muy serios y meticulosos de Eduardo De Lucca y en este caso, junto a Chimento han desarrollado una investigación apasionante por el animal involucrado y por la situación tan especial. Especial porque como sabemos la pcia de Buenos Aires es la mas poblada del país y la que primeramente fuera «colonizada» en toda su extensión (es decir se ocuparon todos sus espacios físicos y enclaves naturales diferentes) en un tiempo relativamente rápido, lo que hizo que se alterara su equilibrio biológico de manera casi violenta. Asi se sabe que desapareció el puma, que nos ocupa, también muchos otros animales pero este, por sus características de tope de cadena, reviste un interés especial. Ahora gracias a estas investigaciones es posible afirmar con seguridad la resiliencia de la especie y la plasticidad de su formas de adaptación y convivencia con el humano. Es algo que se está dando en muchos sitios (California, Mexico y en Sudamérica); lo importante es que el felino nos está demostrando que él también es dueño de casa y quiere convivir. Nosotros somos quienes debemos establecer reglas para que eso ocurra, deshaciéndonos de prácticas reñidas con la moral, me refiero al instinto asesino sin sentido que el hombre tiene para con todo aquello que no entiende, a lo que teme, a lo que no conoce, fundamentalmente por ignorancia y por permisividad de las autoridades, que sí tienen la obligación de «saber» y actuar en consecuencia. No es posible que se sigan matando a los grandes felinos ellos son carnívoros obligados y por tanto son los terminales de cadenas tróficas que mantienen en equilibrio de las poblaciones. Algo similar ocurrió con el yaguareté, que desde el río Negro fue acorralado en las pocas selvas que quedan del norte y su número apenas llega a 250 ejemplares. Es mucho el trabajo en educación que está faltando, tanto en el público en general como en autoridades; a mi me parece que es muchísimo mas difícil enseñarle a las autoridades que al resto de la gente.

  • el 19 agosto 2015 a las 15:56
    Enlace permanente

    Sorprende que encuentre lugar en sitios tan alterados , el problema es que sus únicas presas sean animales domésticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *