Ramallo: Falleció un joven de 18 años en un accidente de tránsito

RamalloEn un confuso episodio, perdió la vida un joven oriundo de Ramallo, que protagonizó un accidente junto a otras personas. Según  se pudo establecer, cuatro jóvenes se trasladaban a bordo de un VW Gacel, cuando el conductor perdió el control, el automóvil chocó contra un árbol y uno de sus ocupantes salió despedido. El joven fue identificado como Francisco Barberis horas después en el hospital San Felipe de San Nicolás.

Al mismo momento que estos jóvenes ingresaban a Francisco al Hospital Gomendio, lugar donde habrían esgrimido que no lo conocían, en la comisaría Primera se recepcionó un llamado telefónico dando cuenta que en la intersección de Ruta 51 y calle San Patricio se había producido un accidente de tránsito. Cuando personal policial concurre al lugar se encuentra ante un VW Gacel con importantes roturas en estructura y al conductor a su lado. El joven habría referido que en el momento del accidente venía solo en su auto, que no habría sufrido golpes, y por ese motivo el patrullero se retiró del lugar. Al no existir terceros involucrados y personas lesionadas no tomaron intervención en el caso.

Sin embargo, después desde la Fiscalía de Ramallo, deciden pedir el apoyo al Centro de Monitoreo Urbano para ver si las Cámaras habían captado alguna situación extraña que les permita dilucidar lo que verdaderamente le ocurrió a Barberis. Es así que se dan cuenta que el chofer del Gacel les habría mentido, que no iba solo en el momento del accidente, y que el joven herido podría haber estado en el mismo auto. Esta persona fue trasladada a sede policial para tomarle declaración, lo mismo pasó con el resto de los ocupantes del automóvil y también la totalidad de los jóvenes que iban en un Fiat Duna, que también aparecía en las imágenes.

Finalmente se pudo corroborar que los jóvenes participante del hecho, que serían entre siete y ocho, habían salido a disfrutar de la noche a un reducto bailable de Villa Ramallo, pero no serían amigos. En el auto siniestrado iban cuatro y el resto en el Duna. Al parecer, y esto según lo que habrían referido las otras personas involucradas en el accidente ante la justicia, los vehículos habrían venido a una distancia muy corta uno de otro, cuando en un determinado momento el chofer del Gacel perdió el control del volante, habría zigzagueado por más de 50 metros, se cruzó de carril e impactó contra un árbol. El fuerte impacto hizo que el herido saliera despedido del habitáculo y su cuerpo impactara contra un elemento que aún se desconoce, pero que sería lo que le ocasionó las graves heridas en su cabeza. Al ver lo ocurrido los ocupantes del Duna detienen su marcha, bajan del vehículo, intentan reanimarlo, y al ver que no lo podían hacer deciden trasladarlo al Gomendio. Pero antes habrían decidido pergeñar la mentira sobre lo que verdaderamente había ocurrido.

Fuente: Diario El Norte de San Nicolás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *