Proyecto de ordenanza para la obligatoriedad estudio de factibilidad del suministro de los servicios de agua potable, desagües cloacales, luz y gas

El concejal Sánchez Negrete presentó un proyecto de ordenanza por el cual se establece la obligatoriedad de realizar estudio de factibilidad del suministro de los servicios de agua potable, desagües cloacales, luz y gas, previo a la aprobación de obras de altura.

El estado municipal deberá tomar las prevenciones necesarias para garantizar a los vecinos de la zona en la que se realicen nuevas construcciones de altura, que los servicios no se verán afectados y, en caso de aprobar los proyectos, tomar las medidas para realizar las obras de infraestructura necesarias.

PROYECTO DE ORDENANZA

VISTO:

Que la ciudad de San Pedro ha visto incrementar paulatinamente el ritmo de la actividad constructiva, principalmente la destinada a viviendas colectivas desde hace unos años a la fecha, como consecuencia saludable del proceso general de reactivación económica

y CONSIDERANDO:

Que actualmente las obras de construcciones y/o ampliaciones se habilitan a través de la oficina de Obras Públicas sin tener en cuenta la factibilidad del suministro del servicio de agua potable, luz, gas y desagües cloacales en los diferentes distritos de nuestra ciudad.

Que es obligación de los funcionarios públicos asegurar el equilibrio entre la infraestructura de servicios públicos y el planeamiento de los volúmenes edificables y las densidades en los diferentes distritos de la ciudad.

Que a las obras de construcción, sobre todo las que se realizan en altura o en aquellas en donde se desarrollan varias unidades funcionales en un mismo inmueble, no se le exige evaluación técnica de impacto de servicios.

Que los vecinos que se encuentran cerca de los emprendimientos inmobiliarios en construcción tienen temor de padecer problemas con los servicios públicos básicos.

Que el consumo de agua se ve condicionado por la disponibilidad del fluido básico tanto en los pozos municipales como en la red de distribución, lo que obliga a tomar medidas no solo respecto del consumo sino también respecto de la ampliación de nuevas bocas de consumo en aquellos lugares en donde hoy el flujo de agua es escaso, insuficiente o deficiente.

Que, con respecto al suministro de agua, el municipio, pese a los padecimientos ciudadanos por la cantidad insuficiente y calidad deficiente y las críticas de todos los sectores, no ha propuesto un plan de agua previendo el incremento del consumo por ampliación de redes, manifestando sólo que tienen pensado abrir uno o dos pozos para alimentar al tanque copa, pese a que el OCABA viene requiriendo al Municipio desde el año 2009 la desafectación de los pozos con alto contenido de nitratos (7 en total según los estudios entregados por el Municipio)

Que, sobre todo en el radio céntrico, la infraestructura básica de agua está realizada con caños de hierro que, por informes de especialistas en el tema, estiman que los mismos deben encontrarse en mal estado y con pérdidas que deteriora la calidad del servicio.

Que el Municipio no tiene planta de tratamiento de líquidos cloacales y tenemos diariamente, quejas de vecinos que plantean en distintos barrios, el taponamiento de las redes que generan problemas de salud y olores nauseabundos. Aquí también el OCABA expresó su preocupación y la necesidad de implementar un plan que solucione la emergencia actual y, proyecte una solución definitiva a mediado plazo.

Que también debe contarse con una factibilidad técnica respecto de la provisión del servicio eléctrico y de gas. Muchos emprendimientos con inversiones importantes que apostaron por nuestra ciudad se vieron entorpecidos por no contar con suministro suficiente en el lugar o tener que afrontar altísimos costos en transformadores y/o andamiaje eléctrico para poder concretar el proyecto productivo o inmobiliario.

Igual situación se produce cuando se requiere ampliar la red de gas domiciliaria.

Que resulta necesario realizar un diagnóstico técnico, para determinar las obras necesarias que deben ser proyectadas para un crecimiento armónico de inversiones con servicios, sobre todo en la zona céntrica de nuestra ciudad, a fin de determinar la magnitud de la problemática referida en el marco del ritmo de crecimiento urbanístico actual y su incidencia futura.

Que, por información brindada por expertos, la existencia de conductos con escasa capacidad de transporte (cañerías) resultaría insuficiente a simple vista para satisfacer una demanda adicional.

Que el progreso de un municipio, bienvenido por cierto, debe velar por los vecinos del lugar que fueron pioneros en elegir ese barrio para vivir o trabajar.

Que un edificio en altura representa en su conjunto una densidad de población similar o mayor a la de toda la manzana donde se construye.

Que la calidad de vida de los vecinos lindantes o que viven o trabajan dentro de la zona de mayor auge constructivo se verá sustancialmente perjudicada.

Que dentro del seno del Honorable Concejo Deliberante se está trabajando en la modificación de la Ordenanza llamada “San Pedro 2000) y, lo propio se encuentra realizando el Consejo Consultivo.

Que hasta que se determine un cambio definitivo en la citada ordenanza de uso de suelo es conveniente exigir el informe objeto del presente proyecto.

Que, dentro del seno del Honorable Concejo Deliberante se ha creado la comisión de Seguimiento y Fiscalización de Recursos y Políticas Hídricas y en la cual se ha invitado al Departamento Ejecutivo Municipal.

Que es urgente la realización de un estudio de las infraestructuras existentes en calidad y cantidad y su capacidad de absorción de una demanda poblacional en crecimiento continuo como herramienta imprescindible de prever el destino hacia el que vamos o que éste sea el lugar hacia donde queremos ir.

Por ello

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SAN PEDRO

EN USO DE SUS ATRIBUCIONES

PROPONE LA SANCIÓN DE LA SIGUIENTE

ORDENANZA

Artículo 1.- Establecer como requisito obligatorio para la autorización municipal de las obras que involucren más de cuatro unidades funcionales en un mismo inmueble, la realización de un estudio que determine la no afectación del suministro de los servicios de agua potable, desagües cloacales, luz y gas a los vecinos de la zona.

Artículo 2.- Los profesionales responsables de la dirección de las obras, deberán fundamentar la no afectación de los servicios básicos enunciados en el artículo anterior y el Departamento Ejecutivo deberá emitir opinión fundada por el responsable de la Dirección de Servicios Sanitarios, mientras que las concesionarias de Energía eléctrica y red domiciliaria de Gas deberán extender un informe equivalente.

Artículo 3.- De Forma.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *