Prisión preventiva por 90 días para Serjal, mientras que su abogado Hugo Lima insiste que «le hicieron una camita»

La Jueza Eleonora Verón dictó la prisión preventiva por 90 días para el destituido fiscal, el sampedrino Patricio Serjal, que está acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, transmisión de datos reservados, cohecho y peculado.

«No están dadas las condiciones para dictar la prisión domiciliaria«, admitió la jueza en su resolución, puesto que «el domicilio que se propone fuera de la provincia no alcanza para neutralizar el riesgo de fuga«, al tiempo que consideró que con algunas actitudes, como el borrado de datos en su Whatsapp, entorpeció la investigación.

 

«Le hicieron una camita política para sacarlo”

Su  abogado defensor Hugo Lima Lima opinó, en el noticiero «De 12 a 14 «(El Tres) que “toda la gente está prejuzgando una situación en la que él no fue ni siquiera parte”. Y añadió que “no hay una sola prueba de que él haya recibido dinero, su patrimonio no se ha incrementado”.

En cuanto al supuesto encuentro con el empresario del juego Leonardo Peiti en un hotel de Recoleta, en Buenos Aires, el abogado indicó que “no hubo ninguna reunión con Peiti, él no lo conocía a Peiti”

Luego arremetió: “Sí creemos que Peiti estuvo en Buenos Aires cuando Serjal estuvo, pero no se juntaron. Hubo una especie de camita para sacarlo, yo creo que es un tema político. El cargo de fiscal regional es un cargo muy importante y muy buscado”.

“A haber cambio de gobierno, pasan estas cosas. Son cargos muy rentables, donde se maneja mucho poder, un trabajo lindo para el que le gusta esto. Y hay uno solo; al que está hay que destituirlo, sacarlo”, finalizó.

El alegato de Lima

el abogado defensor, Hugo Lima, en su alegato esbozó que «contrariamente a lo que opinan los fiscales, sin desmerecer su actividad, no se acreditó ni la autoría ni la materialidad delictiva de los delitos que le endilgan a Serjal. Todo se circunscribe a la figura de Ponce y su secretario. No hay ninguna prueba objetiva que lo vincule».

En otro párrafo de su alegato y, tras repasar su origen y cómo está constituida su familia, sostuvo: «Ha tenido 79 fiscales a su cargo. La figura del fiscal regional no tiene intervención directa con las causas. Coordina no sólo con Ponce sino con todos los fiscales. No puede responder por ellos. No puede saber lo que hace cada fiscal. Acá sólo escuchamos dichos de dichos. Los únicos elementos objetivos son los dichos de un delincuente que lo sindica a él como un delincuente. Un hombre que lavó dinero, que maneja el juego clandestino es el elemento que los fiscales usan para encarcelar a un par».

Fuente La Capital y Rosario 3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *