Piden nombrar “Ariel Gomila” al camino que une San Pedro y Gdor. Castro

La familia del productor asesinado años atrás, pide nombrar “Ariel Gomila” al camino rural que une las localidades de San Pedro y Gobernador Castro, y atraviesa el Paraje El Espinillo. Camino que según información catastral se encuentra numerado “99-10”. La nota presentada al HCD, tiene como objetivo que sea tomado por los ediles-

En tanto que en la misiva mencionan también: «Esta solicitud se enmarca en la proximidad del cuarto aniversario del asesinato de mi esposo, Ariel Lido Gomila, ocurrido en la madruga del 6 de febrero de 2016 en las inmediaciones de nuestra vivienda rural, localizada sobre el mencionado camino. Sin embargo, no pretende constituir una distinción simbólica a su persona ni suponer un reconocimiento trivial a nuestra familia».

Según lo afirman, «el propósito reviste un carácter comunitario pues se propone una serie de objetivos públicos, sociales y culturales que se detallan a continuación»:

«a.- Sensibilizar a la política pública sobre la necesaria consideración del ámbito rural dentro de una política integral de prevención y lucha contra el delito.

b.- Reconocer el esfuerzo diario de los hombres y las mujeres rurales del partido de San Pedro por preservar su identidad cultural y productiva.

c.- Honrar a las familias inmigrantes, forjadoras del progreso de nuestra comunidad, que poblaron nuestros campos de valores, principios y trabajo.

d.- Concientizar a la población de los flagelos que la aquejan y para los cuales se necesita una mirada transversal y un proyecto común.

e.- Representar, en la persona de “Ariel Gomila”, a cada una de las víctimas de hechos de inseguridad del ámbito rural, y a la lucha de sus familias por el esclarecimiento de estas causas.

f.- Fortalecer la esperanza de una comunidad que quiere reconquistar sus principios constitutivos basados en la educación, el trabajo y la solidaridad.

En tanto que también plasmaron, una reseña: Ariel Lido Gomila nació el 12 de febrero de 1938, hijo de Bernardo Aniceto Gomila, de ascendencia mallorquina, y de Rosa Novella, de familia italiana. Su infancia y juventud transcurrieron junto a sus padres y su hermana Leticia en la finca familiar, ubicada a unos pocos metros de donde formaríamos nuestro hogar y naciera nuestro hijo, Gustavo Daniel. Con el tiempo llegaron los nietos, Juan Manuel, Isabel y Magdalena, a quienes les inculcó el respeto por la tierra, y todo aquello que la habita. Honorable persona, siempre dispuesta a brindar su ayuda cuando alguien necesitaba auxilio sobre el camino. Apasionado de la pesca, agricultor y viverista. Hombre de bien, sencillo y noble. Nació, vivió y murió amando la vida rural; hasta en su último suspiro respiro el mismo aire».

«Seguramente hubo, hay y habrá muchos “Ariel Gomila”; por todos ellos elevo este petitorio deseando una resolución positiva. Sin otro particular, me despido muy atentamente enviándole mi agradecimiento y cordial saludo», finalizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *