Peralta: «El Oceba resolvió hace unos días que le debemos devolver parte de lo abonado» a Frutales San Pedro

PeraltaLuego del reclamo presentado por Frutales San Pedro, tras haber sufrido un grave incendio que les impidió seguir trabajando en esos galpones, el OCEBA deberá devolver en parte el dinero que abonaron en su momento en concepto de luz. Recurrieron a ese organismo, ya que desde la Cooperativa Eléctrica, no hicieron lugar al pedido de no pagar, acogiéndose al beneficio que pueden tener las empresas que atraviesan siniestros de las características de la firma sampedrina.
Cabe recordar que el episodio ocurrió el 21 de diciembre y ya el 30 de julio, después de varias intimaciones que recibieron, la firma pagó las facturas en disconformidad. Es decir «bajo protesto» y a partir de ahí iniciaron el trámite administrativo en el Oceba, de manera que pudieran ser escuchados y contemplados en su particular situación.
Finalmente este pedido, fue concedido por la entidad y deberán devolverle parte de lo abonado.
«Ellos nos pidieron una prórroga para abonar la factura hasta el 31 de marzo, la cooperativa accedió. Luego del pedido de prórroga, ellos nos pidieron que no le facturemos enero, marzo y abril. Lo que le dijimos a la empresa que la cooperativa tiene una potencia contratada, podíamos contemplar hacia adelante, no hacia atrás, porque eso ya lo había absorbido toda la comunidad»; expresó el presidente del Consejo de Administración de la COOPSER Pablo Peralta, en declaraciones a FM Génesis.
Y agregó:»El Oceba resolvió hace unos días que le debemos devolver parte de lo abonado. O sea lo que hizo es mediar, no nos dio la razón a la cooperativa, pero tampoco a la empresa. Ahora estamos sacando los cálculos de la devolución porque no coincidimos en la suma. Pero sería mucho menos del 50 por ciento de lo que pagaron».
No solamente hicieron la presentación ante la Coopser, sino también ante el Concejo Deliberante.
Aducían que fue fundada bajo los principios de solidaridad y ayuda, la cual actúa como una distribuidora cuyo único fin es el lucro y no escucha a sus socios, que son los dueños de la entidad”, aseguraron desde Frutales en el expediente elevado al que acompañaron con fotografías del incendio y las facturas pagadas.
En total, las cuatro suman 68.855,85 pesos, distribuidas en los meses de diciembre de 2012, por $ 20.156,92; enero de 2013, $ 12.183,33; marzo $ 11.573,41; y abril, $ 24.942,19.
Los propietarios lo que pedían era acogerse a lo que expresa el artículo 17.1.4 del Subanexo A del Régimen Tarifario y Normas de Aplicación del Cuadro Tarifario del Contrato de Concesión Municipal de Distribución, el cual señala que “en los supuestos de caso fortuito o fuerza mayor que disminuya o anule la capacidad de consumo del cliente, una vez reconocidos definitivamente los hechos, se facturará la potencia máxima promedio de quince minutos registrada en cada tramo horario durante el acontecimiento en lugar de la convenida, en forma proporcional a la duración del mismo respecto del período de facturación, aún cuando el registro fuera inferior a la capacidad de suministro convenida o de la capacidad mínima fijada para la categoría”.
Peralta, manifestó que se cumplirá con lo ordenado, previo reunirse con los técnicos para sacar «la cuenta de cuanto tenemos que entregarles. El OCEBA lo que hace siempre trata de mediar, nunca va a definir a favor de la Cooperativa. Nosotros desde el Consejo pensamos en el beneficio de todos los integrantes, de todos los socios, defendemos su capital. En este caso medió, como que los dos teníamos parte de la razón».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *