Pedro Guerrero: «No entiendo la reacción del jugador»

El árbitro Pedro Guerrero fue agredido el fin de semana parte del jugador Germán Bulgarella cuando transcurrían 38 minutos del primer tiempo.

A través del portal deportivo «El Clásico Deportes» publicó la nota realizada en FM Génesis. «No entiendo la reacción del jugador ni se porque la hizo, habría que preguntarle a él que le paso», fue lo primero que dijo Pedro Guerrero.

Guerrero contó con lujos de detalles lo vivido «Tuve que detener dos veces el juego para advertir que estaban muy acelerados algunos jugadores, a Bulgarella ya lo había apercibido. Se jugaban 38 minutos cuando el jugador entiende que le había cometido falta y yo entiendo que no, me dice «esta no la viste?» le pido al jugador de Agricultores que juegue y cuando pasa por detrás mío me vuelve a decir «si nos ves esta no ves nada», yo intento meter la mano en el bolsillo para amonestarlo por reiteración, ya que venía hablando desde el comienzo del partido y no alcanzo a girar para quedar de frente cuando me pega un golpe de puño que da en la boca, yo estaba mal parado, trastabillo y recibo otro golpe, me caigo y me patea en el piso, por suerte pude pararme, de lo contrario estaría con conmoción cerebral. De esos golpes tengo el labio superior e inferior externo lastimado, dentro de la boca todo cortado, la nariz con hemorragia, las piernas lastimadas, todo con una violencia inusitada, no lo podía creer.. la policía estaba a 50 o 60 metros, mientras llegaba me pegó sin darme la chane de defenderme, me pego con cobardía, de costado, dio la sensación que era premeditado lo que hizo.

Yo todavía hoy estoy con esto, todo lastimado y con la bronca que da pasar por una situación así, el seguro se fue a tomar mate con la familia, porque no fue detenido, lo tendrían que haber llevado. Hoy realizo la denuncia y me va a observar el medico de policía».

Luego explicó «Yo me puedo equivocar, soy humano, a mi no me interesa quien gana, yo voy a cumplir con mi trabajo, para lo cual gano 311 pesos. Yo fui a arbitrar un partido de fútbol y volví a mi casa con la cara rota. Hay muchos jugadores muy agresivos, pero por unos pocos no vamos a culpar a todos porque también hay gente muy buena. Yo dirijo porque me gusta, si fuera por la plata ganó más con mi trabajo que con esto. Si seguimos con esta mentalidad no se termina más, habrá que hacer una fuerte autocrítica y empezar a tomar medidas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.