El Fiscal Manso tomó declaración a Kapp

Fuentes policiales informaron a Télam que los investigadores procuran determinar la motivación de los disparos efectuados en el marco de un procedimiento en el que el acusado, el oficial Gonzalo Kapp (28), quiso identificar a la víctima, Lucas Rotella (19).

En tanto, los restos del joven fueron inhumados este mediodía en el cementerio privado Parque, ubicado a la vera de la ruta 9, en el acceso a Baradero, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

El velatorio había comenzado anoche, en la cochería Secchi, situada en Belgrano y Gallo, en pleno centro de la ciudad, desde donde partió cerca de las 11.15 el cortejo fúnebre acompañado una gran cantidad de personas, en su mayoría, jóvenes en moto.

«Sólo quiero que haya Justicia, nomás, y agradecerle a todos los chicos (por los amigos de Lucas). Porque él tenía padres y hermanos, pero ésa era su familia», expresó Miguel Rotella al retirarse del cementerio.

Respecto del imputado, el hombre señaló: «El policía vive a tres cuadras de mi casa, es vecino mío».

«Lucas ha ido a su casa con los hijos de él, que vinieron a pedir perdón por lo que hizo el padre», contó Miguel Rotella, entre lágrimas y con la voz entrecortada.

Y concluyó: «Hay gente que en la policía no puede estar. A mi hijo no me lo mató la policía, no generalizo, lo mató un policía».

Por su parte, el gobernador Daniel Scioli regresó esta mañana de Italia y cerca de las 12 estuvo reunido en el Estadio Único de la ciudad de La Plata con su jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y el ministro de Justicia y Seguridad provincial, Ricardo Casal.

Voceros oficiales señalaron a Télam que en el encuentro los funcionarios analizaron el caso del joven Rotella y que el ministro Casal le entregó a Scioli un informe sobre los hechos relevantes ocurridos durante los días en el que el gobernador estuvo de viaje, inclusive, el de Baradero.

Por otro lado, Kapp permanece detenido en la vecina San Pedro, a deposición del fiscal de la causa, Marcelo Manso, quien lo indagó esta tarde por el delito de «homicidio calificado».

Una fuente de la investigación explicó a Télam que al momento de ser aprehendido por sus compañeros en la seccional de Baradero, el efectivo admitió haber disparado pero no brindó más detalles al respecto, aunque esos dichos no tendrán validez judicial si no los ratifica o rectifica ante el fiscal Manso.

El mismo informante señaló que el oficial no estaba en persecución de algún delincuente y que no medió con la víctima ninguna discusión previa, aunque dijo desconocer si existía «algún problema personal de vieja data» entre ambos.

Sobre Kapp, un jefe de la fuerza dijo a Télam que tiene «un sumario administrativo de Asuntos Internos por un incidente», aunque no precisó las características de ese hecho por el que se investigaba al oficial que finalmente quedó desafectado de sus funciones tras lo ocurrido con el joven Rotella.

Otras fuentes de la pesquisa, en tanto, explicaron que ese sumario se habría iniciado el año pasado cuando denunciaron que Kapp exhibió su arma reglamentaria en una fiesta de jóvenes.

El crimen de Rotella (19) ocurrió ayer a las 4.30, cuando el joven y dos amigos se encontraban en inmediaciones de la plaza Colón, en pleno centro de Baradero.

Según las fuentes, dos efectivos descendieron de una patrulla e impartieron la voz de alto a los jóvenes que comenzaban a abandonar el lugar, Rotella a bordo de un ciclomotor.

En ese momento, uno de los jóvenes fue demorado por uno de los efectivos y llevado a la seccional mientras que la víctima recibió tres escopetazos por la espalda y resultó gravemente herido, a pesar de lo cuál alcanzó a llegar a su casa donde le contó lo sucedido a su padre.

La víctima fue trasladada al hospital local y murió a la tarde cuando estaba por ser derivado en un helicóptero sanitario a un centro asistencial de mayor complejidad, en General Pacheco.

De acuerdo al jefe de la policía, Juan Carlos Paggi, se trató de «una situación lamentable» en la que el autor del hecho «ha disparado no sólo con los cartuchos de goma sino que, además, con aquellos que son letales», por lo cual, «violentó los protocolos» de procedimiento.

Paggi viajó ayer a Baradero, donde se reunió con el intendente Aldo Carossi, la familia Rotella y el fiscal Manso.

El mandatario municipal sostuvo se trató de «un hecho aberrante, en el nadie puede establecer las razones que llevaron a este policía a terminar con la vida de este joven».

FUENTE: Telam.

FOTO: Baradero Te Informa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *