OPINION: Carta abierta de “Pancha” Estelrrich a los radicales

A los auténticos amigos y correligionarios, y a los que sin ser correligionarios pero sí son amigos y me quieren bien, que a cada acontecimiento  que se me nombre sienten que por tener la utopía o romanticismo de creer que con más democracia se puede cambiar las cosas. Creo que de esta forma llego a todos, correligionarios o no.
Quiero expresarles que soy una militante que tiene el sueño o utopía que mi partido funcione  democráticamente y a su vez aclararles,  que a mí no me hace ni más ni menos Radical formar parte de una lista.
Hace más de un año me dieron la llave del partido -mi partido- y luego de un tiempo me cambian la cerradura, por órdenes de una directiva que los Radicales sampedrinos no votamos, una directiva que fue puesta por una intervención.
Hoy tenemos después de muchos años la posibilidad de elegir en democracia partidaria, hoy tenemos la posibilidad de participar y de retomar nuestro camino como tantas veces en ciento veinte años de existencia.
Es por ello que les expreso, que no es importante el lugar que uno ocupe en una lista, y que sí lo es el ser parte de este Renacimiento de la Union Cívica Radical, y básicamente con la INTEGRACIÓN de todos. Es muy importante esa participación, el trabajo aunado, la responsabilidad y lealtad de cada uno de nosotros, para con nosotros mismos y el  partido.
Nuestro partido tiene hoy la posibilidad de que los dirigentes, que actualmente son siempre los mismos, en el futuro caduquen, y somos los militantes los que tenemos el poder del voto para que eso ocurra. A nosotros los viejos militantes, nos corresponde dar buenos ejemplos a los jóvenes,  que son el futuro del partido y de la democracia en nuestro país. Nos corresponde a nosotros desde nuestro lugar y con responsabilidad, buena conducta y por qué no, con la utopía y romanticismo esforzarnos por  vivir una constitucional democracia.
Debemos ser radicales, debemos volver a nuestras raíces, debemos procurar recordar por qué nacimos como partido político, y si reconocemos que alguna razón por la que debemos seguir luchando, hagámoslo. Estas convicciones básicas deben inspirar nuestra acción política sin importar cuán lejos estemos en una lista, con nuestra honestidad política y como ciudadanos debemos buscar consensos que permitan alcanzar objetivos claros, ello con toda nuestra fuerza y militancia lo lograremos.
Es imprescindible, en estos tiempos que corren -cuando las presiones se hacen cada vez más fuertes-  ver la necesidad de alcanzar comunes denominadores para el resurgimiento de nuestro partido y por consiguiente el de nuestro país. Es necesario llevar adelante políticas de estado claras, que se asuman desde todos los ángulos partidarios, de manera de enfrentar todos juntos las presiones que vengan desde afuera y que serán demasiadas.
Seguramente que cada voluntad que apoye nuestras ideas será el testimonio de un correligionario/a, de un Radical  que sigue creyendo en esos ideales, para reconstruir a la Unión Cívica Radical.
Particularmente, y como estoy en la etapa final de mi ciclo de militancia política – lo digo sin pretender incorporar un tono melodramático- alerto a todos aquellos que siguen a las personas y no a las ideas, expresándoles que tienen que tener la convicción que ¡son parte integrante de un PARTIDO POLITICO!, que pertenecen en nuestro caso a la Unión Cívica Radical y no a tal o cual persona.
Aquí he tratado de expresar cómo considero al Radicalismo. Espero haberles aclarado que estoy gratamente satisfecha, de ser partícipe, de estar en las internas partidarias, ser parte de un parto que nos lleva más de 10 años. En todo este tiempo, como afiliada y militante, no he tenido- no hemos tenido- la posibilidad de elegir y ser elegida democráticamente dentro de nuestro partido. Es por ello que recomiendo a todos los que deseen saber lo que nos pasa a los radicales, que se acerquen para conocer nuestras raíces y nuestra historia como Partido, pero también a participar para seguir construyendo este partido centenario que es la Unión Cívica Radical, que es piedra fundamental en nuestra democracia.
Francisca Estelrrich
“PANCHA”
Radical y militante
P/D: Tuve la necesidad de escribir estas palabras debido a que cuando trato de hablarlo me quiebra la emoción y no puedo terminar la primer frase. En estos tiempos todo es mediático y sin sentimiento, son otros los intereses movilizadores y, como soy antigua y tengo realizables utopías románticas, que son lo único que quedan en la memoria de la gente,  expreso por estos medios mis ideas y sentimientos como Radical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *