Ocho nuevos registros fotográficos para el Banco de Imágenes de Aves de San Pedro

En los últimos meses se han logrado fotografiar ocho diferentes especies que se sumarán al “Banco de Imágenes de Aves de San Pedro”, colección digital de las aves de nuestra zona creada por el Grupo Conservacionista de Fósiles.

A las especies captadas por Julio Simonini, principal impulsor de este banco de imágenes, se suman algunas obtenidas por Germán Tettamanti, otro de los integrantes del GCF.

Los nuevos géneros registrados son:

*Fío-fío pico corto (Elaenia parvirostris)

Pequeño pajarillo que habita las provincias de Mendoza (Noreste), San Luis, San Juan, la Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, Córdoba, Santa Fe, noreste a sureste de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Formosa, Chaco y Santiago del Estero. Mide unos 15 cm y su hábitat de preferencia son los bosques y sabanas.

*Pitiayumí (Parula pitiayumi)

Ave pequeña, inquieta y confiada. Su dorso es gris azulado con la espalda oliva. Su pecho anaranjado y su vientre amarillo.

Tiene cola corta, con mancha blanca en las plumas timoneras externas. Tiene preferencia por los sectores cubiertos de arboledas.

*Corbatita dominó (Sporophila collaris)

Mide aproximadamente 10 cm de longitud y habita en pastizales y vegetación acuática de las regiones bajas. Su dieta se basa, principalmente, de granos. La hembra pone entre 3 y 5 huevos que le demandan 12 a 14 días de incubación. Éstos son de color blanco y gris con manchitas marrones y/o púrpuras con rayas pardas. Las crías salen del nido alrededor de los 30 días.

 

*Chiví común (Vireo olivaceus)

Es común avistar esta ave en zonas ribereñas pero frecuenta, también, bosques y montes. En ciertas ocasiones se lo puede divisar en sectores con arboledas aisladas. Come insectos, arácnidos y también ciertas larvas, las que suele detectar en lugares de difícil acceso. Suele consumir algunos frutos silvestres.

*Doradito común (Pseudocolopterix flaviventris)

Esta especie habita Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia y Chile. En nuestro país, desde la zona norte hasta el norte de la Patagonia argentina.

Nidifica en hierbas altas, juncos o arbustos, en inmediaciones de cuerpos de agua. Construye su nido con fibras vegetales siendo su estructura no muy elaborada.

Los últimos censos lo muestran en buen estado de conservación.

*Sirirí pampa (Dendrocygna viduata)

A este pato se lo conoce con diversos nombres según los países de Latinoamérica donde habite: sirirí pampa, pato silbón cara blanca, pato silbón cariblanca, pato viuda, pato sirirí, pato mala cara, sirirí cara blanca, pato pampa, suirirí cariblanco, etc.

Su plumaje colorido y su sabrosa carne lo hacen muy buscado por los cazadores. Como es común a los demás miembros de su familia se lo puede observar en lagunas, esteros, bañados y sectores de humedales.

*Tordo pico corto (Molothrus rufoaxillaris)

Ave de unos 19 cm de longitud. Tanto el macho, como la hembra, son totalmente negros. Esta coloración lleva, en ocasiones, a confundirlo con los machos del tordo renegrido de los que se diferencian por su cabeza y pico más cortos y compactos.

En San Pedro se han fotografiado ejemplares en etapa juvenil avanzada, momento en el que son negros con sus alas marrones. Parasita otros nidos cuyos constructores terminan criando a sus pichones.

*Choca corona rojiza (Thamnophilus ruficapillus)

Frecuenta las partes bajas de la vegetación donde se lo puede ver en pareja o solitario. Se desplaza con vuelos cortos y posee un trino muy estridente compuesto de repetidas notas nasales. Los sectores boscosos y los montes tupidos son su predilección donde busca zonas de vegetación abundante que le permitan ocultarse. Ingiere invertebrados tales como arañas, orugas, insectos y sus larvas.

Si observamos los lugares de preferencia de estas especies, como los de todas las demás que habitan nuestra zona, entenderemos lo importante que es conservar los extensos humedales, los bosques de barranca y los espinales autóctonos de nuestra región para cuidar la inmensa biodiversidad con que compartimos el lugar donde vivimos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *