Ni la Iglesia se salva

Entre los tantos hechos de robo que se cometieron durante el fin de semana, la capilla San José ubicada en San Lorenzo 1420, fue visitada por los dueños de lo ajeno. Alertado por lo sucedido un vecino en horas del mediodía avisó al Padre Horacio Luna, párroco del lugar, que se habían llevado las chapas del sector que antiguamente funcionaba como comedor. En total, fueron desatornilladas 15 chapas de las cabreadas “y para nosotros es muy triste todo esto, hay vecinos que fueron mucho tiempo y se alimentaban allí. Es como comerle la mano al que te da de comer”, dijo el Padre Luna. Desde la comunidad están intentando reponer rápidamente el techo, por temor a que llueva y se deteriore todo el sector complicando aún más la situación. Los que puedan colaborar pueden comunicarse al tel. 423656

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *