Multitudinaria marcha para pedir justicia por el crimen del oficial Reyna

Videonoticias. Tal cual se había anunciado, en la tarde de hoy se llevó a cabo una multitudinaria marcha con el objetivo de reclamar justicia por el oficial Reyna abatido ayer en el tiroteo que ocurrió en la joyería Taibo.

Los manifestantes partieron puntualmente desde la comisaría de nuestra ciudad y transitaron por calle Mitre, pasando por el centro de la ciudad, para doblar en Juan Domingo Perón hasta legar a la esquina de Pellegrini donde se encuentra el municipio.

Allí los esperaban el secretario de Gobierno Javier Silva, el secretario de desarrollo humano Dalmy Butti, el secretario coordinador Fabián Bianchi, entre otros funcionarios del gabinete.

Todo se desarrollaba en forma pacífica, aplausos, gritos de justicia y el recuerdo para Juan Gabriel Reyna. Pero con el correr de los minutos el ánimo de la multitud comenzó a acalorarse. En principio Heriberto De la Fuente expresó: «Vamos a ponernos a gobernar en serio, dejemos de mentirle a la población, yo no quiero que a mi hijo me lo envuelvan en una bandera argentina y lo asciendan». Luego dio a conocer algunos de los pedidos del petitorio entregado: «Elementos de seguridad para la policía, chalecos antibalas, móviles y combustible; ustedes tiene la obligación de controlar que les llegue combustible a los móviles, equipos de comunicación – que hoy cualquier chorro tiene equipos de comunicación, chalecos refractarios, guantes especiales, los cartuchos para disuadir, los policías se los tienen que comprar porque no se los proveen».

En una situación que cada vez se tornaba más complicada, Silva explicó que en el día de hoy llegarán a la ciudad funcionarios del Ministerios de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires «para atender a las entidades intermedias y al representante de ustedes también (se refería a los efectivos presentes) para hacerse eco y carne, cara a cara con ustedes de la problemática que están sufriendo».

Momento después algunas personas comenzaron a arrojar algunas de las plantas que estaban en el cantero del edificio municipal y ante la imposibilidad de entablar un diálogo correcto, Silva invitó a algunos efectivos policial y referentes a charlar en su ofician.

Mientras se esperaba la resolución de la reunión un integrantes de la Comisión de Homenaje de los Policías Caídos expresó: Basta de oídos sordos del gobierno provincial y nacional, San Pedro dice basta, apuesta a la vida, basta de muertes de policías y ciudadanos»

Uno de los policías que se hallaba en la reunión, el Teniente Paz,  salió e instó a la gente que se tranquilizase «estamos reclamando chalecos vencidos, no tenemos balas, tenemos que comprarlas», «los mandan a los vigilantes a San Nicolás y no tienen gomas los móviles y están peligrando que les pase algo en el camino»

Luego aseguró: «Tenemos que dejar de ser unos corderitos» y dijo no temer por el traslado debido a su participación pública: «no me importa que me trasladen, que me echen, pero se tiene que terminar esto, por la vida de nuestros hijos se tiene que terminar, tenemos que tener seguridad para nuestros hijos».

Con el correr de los minutos y la prolongación de la reunión en el despacho del Secretario de Gobierno la gente comenzó a dispersarse, sin embargo al finalizar la misma se  dieron a conocer los puntos acordados (ver nota aparte).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *