María Alejandra Giribaldi pasó parte de enferma y no se presentó a indagatoria

La dueña de la empresa constructora de las viviendas del barrio San Francisco había sido citada para este marte por la Fiscal Ramos, pero presentó un certificado médico por lumbociatalgia por lo que deberá reposar 10 días, no podrá asistir a declarar. La cita será reprogramada para un futuro mediato.

En tanto que se espera que el jueves lo hagan el ex Intendente Mario Leandro Barbieri y Flavio Peiró, quien ese entonces se desempeñaba como Director de Viviendas.

Cabe recordar que los mismos afrontan una denuncia por Administración Fraudulenta, Estafa y Malversación de Fondos por la construcción de las edificación de pésima calidad en la mayoría de los casos y en otros directamente no fueron terminadas.

Hasta el momento nunca habían sido indagados por la Justicia puesto que las veces que fueron citados se excusaron y no se presentaron.

Cabe recordar que el pasado mes de mayo, el Tribunal de Casación rechazó el pedido de prescripción de la causa del barrio «San Francisco» solicitada por la defensa de los involucrados.

Justamente lo que la Corte sostuvo en ese entonces es que la invalidez está fundamentada en el no llamado a indagatoria efectuado por el Juez Federal, entendiendo que existían elementos suficientes para recibirles declaración, «por la presunta comisión de los ilícitos que se investigan».

La localidad recibió a partir del 2007 por parte del gobierno nacional, y en el marco del Plan Federal de Viviendas, unos 15 millones de pesos para la construcción de 308 casas en los terrenos del barrio San Francisco de Asís.

El reclamo fue originado por un grupo de vecinos del lugar que acusaron deficiencias en la construcción de las casas. Según la bancada opositora de ese entonces, unos seis millones de pesos que fueron desviados. Se evidenciaron varios problemas de construcción que van desde vigas que no se llenaron, fierros que no fueron colocados, instalaciones de gas y de luz que no se completaron hasta puertas y paredes rajadas y la voladura de unos 20 techos durante una tormenta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *