Madre e hija sufrieron graves lesiones en el accidente donde fueron atropelladas por un caballo desbocado

Tal como informábamos el miércoles, un siniestro de gravedad se produjo el cuando una joven y su hija fueron atropelladas en el camino Lucio Mansilla, en cercanías del refugio canino, por un caballo.

Luisana Corvalán de 11 años debió ser derivada al Hospital «El Cruce» de Florencio Varela, donde recientemente fue operada por un traumatismo de cráneo que sufrió en el siniestro. Puntualmente el golpe generó un coágulo en su cabeza que necesitó una intervención quirúrgica, la que se llevó a cabo con resultados positivos. 

Por su parte, la mamá de la menor, que manejaba la moto, sufrió un fractura en su muñeca y deberán ponerle una prótesis.

Según se pudo establecer, con el pasar de los días en equino era montado por un joven cuando “se le salió el freno” y esto provocó que se desbocara e impactara con el rodado que justo pasaba por el lugar. El jinete abandonó la escena y el caballo huyó hasta un callejón, siendo encontrado por personal de la dirección de Tránsito a unos 300 metros de donde ocurrió el siniestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *