Los propietarios de Frutales evalúan como reacondicionar el edificio incendiado

No ha sido un buen final y comienzo de año para la familia Vicens, por el el incendio de uno de los galpones de la firma Frutales y el robo de un tractor.

En cuanto al último episodio, ocurrió en la madrugada del jueves, donde desconocidos ingresaron a un sector en el que se hallaba un tractor de los que utiliza para trabajar en Viveros. «Lamentablemente terminamos mal y empezamos de la misma manera el año. Anoche nos llevaron un tractor nuevo, así que ya hice la denuncia, no sabemos a que hora fue, pero si alguien lo vio que nos informen. Pero para no perder la racha venimos bien, está trabajando la policía y ojalá lo podamos encontrar», dijo Vicens en declaraciones a FM Génesis.

Por otro lado, respecto de los daños ocasionados por el incendio hace unas semanas atrás, están evaluando las posibilidades de reconstruir todo lo que el fuego deterioró.

«Estamos reunidos los socios de Frutales, para ver que hacemos el seguro está bien la compañía está perfectamente bien estamos dependiendo del seguro. No es simplemente que se quemó un galpón, es el frigorífico de Guzzo que era la sana envidia de muchos. Como si se quemara el Butti, la Municipalidad, el Náutico, edificios históricos, la importancia que tienen. Moralmente nos ha dejado mal por la carga histórica que tiene», señaló uno de los propietarios.

Durante estos días se analizan las diferentes alternativas para reconstruirlo porque ediliciamente está el 50 por ciento destruido, había cinco cámaras de última generación que también se quemaron, solamente se salvaron las maquinarias.

De acuerdo a la información brindada, toda la mercadería fue afectada, papas algo de cítrica y los productos de la empresa Arcor que se encontraban depositados en la nave incendiada.

Ante lo sucedido, Vicens se planteó la necesidad de estar más preparados para combatir siniestros de las características que se dieron, donde en determinado momento se quedaban sin agua los bomberos y no tenían bombas de donde extraerla. Luego con el correr de los minutos algunas empresas colaboraron, el municipio y los autobombas que llegaron desde otros lugares. «Habría que construir un pozo con más poder de ataque, no está preparada la ciudad para tener gran cantidad de reserva de agua y estamos pensando eso ahora. Es muy peligroso y nadie ha tomado conciencia. Ojalá nunca pase pero te imaginás si eso pasa en pleno centro»; sostuvo Jaime.

Al mismo tiempo que destacó el trabajo de los bomberos:»La verdad que el trabajo de bomberos ha sido destacable, la labor impresionante, increíble, de una voluntad y un profesionalismo bárbaro, pero no estamos preparado para estas contingencias».

También comentó que están aguardando la llegada de un camión que retirará los residuos de todo lo quemado que se encargará el OPDS, que dejará todo en condiciones. «Estamos lavando, sacando agua, para que los vecinos vuelvan a estar como antes, se han comportado todos muy bien. Todo lo estamos haciendo junto con ARCOR».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *