Lo revisaron pensando que se llevaba algo entre sus ropas y tenía apósitos por problemas de salud

Una particular denuncia fue presentada el pasado domingo en horas del mediodía por parte de un ciudadano que sufrió un momento muy incómodo. El deunciante señaló que al llegar al comercio del rubro supermercado sito en calle 11 de septiembre al 1000, al salir y colocarse en el sector de cajas para abonar, comerciantes del lugar confundieron su operación de engorrosa (posee bolsa tipo apósito en abdomen y curaciones de intervenciones quirúrgicas) como que este estaba sustrayendo algún comestible. Enseguida les informó el hombre sobre su situación de salud a los propietarios del local de origen chino que desconfiaron de ello requisando sus pertenencias y prendas de vestir. Como consecuencia de ello el denunciante se sintió ofendido por el proceder de .los dueños del supermercado y se instruyeron actuaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.