Libro de Partes Policiales de los años 1889 y 1893

En estos días se acaba de completar el análisis de un libro de anotaciones diarias en el que la Comisaría de San Pedro registraba las detenciones, multas, denuncias y demás novedades durante los años 1889 y 1893.

El valioso libro de actas policiales conserva un total de 695 partes diarios en los que figuran apellidos y acciones delictivas de un gran número de los sampedrinos que habitaban nuestra ciudad a finales del Siglo XIX.

Un minucioso análisis y relevamiento efectuado por el Grupo Conservacionista sobre todos los escritos que contiene el libro arroja una estadística que permite conocer detalles del comportamiento policial de la ciudad desde agosto de 1889 hasta julio de 1893.

Desglosado por año, los números de partes policiales que contiene el libro son:

Año 1889——-42 partes

Año 1890——-136 partes

Año 1891——-235 partes

Año 1892——-227 partes

Año 1893——-55 partes

Es necesario aclarar que el registro de los años 1889 y 1893 se ha conservado, sólo, parcialmente.

Profundizando en este cúmulo de novedades policiales se pueden separar diversas causas que las generaban, prevaleciendo, ampliamente, los partes por ebriedad, desorden y uso de armas. Otros motivos mencionados abarcan temas como prostitución, juego clandestino, animales en la vía pública, infracciones municipales, etc., hasta detalles menores como solicitud de leña para cocinar, pedido de útiles de oficina,

elementos de limpieza, multas por galopar

en las calles, etc.

Este análisis hecho por el GCF revela una problemática social muy marcada con el uso indiscriminado del alcohol en los años en cuestión y un pronunciado abuso de armas en lugares públicos. Además, los apellidos mencionados en estos partes policiales y el faltante en los mismos de otros apellidos reconocidos de la sociedad sampedrina de fines del Siglo XIX reflejan una marcada brecha de clases en los habitantes de nuestra ciudad, al menos en los años estudiados.

Como en otras oportunidades, se renueva el agradecimiento al Sr. Ignacio Castro por la donación del libro en cuestión que se suma a otros documentos recuperados recientemente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *