La presunta autora del asesinato en La Tosquera se encuentra detenida

En la noche de ayer, se entregó la mujer que sería la autora material del asesinato de una joven de nombre María Noemí Manso, ocurrido el día sábado en el barrio La Tosquera.

Se trata de Romina Soledad Valenzuela, conocida como “La Chinguda”, quedó a disposición de la justicia, al respecto el Jefe Distrital Dante Paolini dijo: “En principio se entregó una persona que sobre la que recaería una orden de detención por una violación de arresto domiciliario” y continuó: “Fue remitida para tomarle declaración indagatoria interviene el Dr. Granda”.

Por su parte el jefe de la comisaria Comisario josé Luis Salas explicó cómo ocurrieron algunos hechos puntuales que llevaron adelante en la investigación: “Golpe importante tenía uno solo, en la cabeza que el médico de policía determina eso pero la muerte se produce por la asfixia principalmente”

Se determinó que la muerte no se produce por el golpe: “El lugar del deceso se produce donde fue encontrada, que fue en este camino vecinal en La Tosquera”, explicó el oficial de policía.

También se constató que estas dos personas tenían una relación, así lo explicó Salas: “Como no hay testigos del hecho en sí, sin que los testimonios certifican más que nada la convivencia de estas dos femeninas” y siguió: “Habían tenido una discusión anterior de pareja, la circunstancia da que ella tampoco de poseía mover del domicilio estaba con un arresto domiciliario por un hecho anterior” y al no hallarse en ese lugar establecido por la justicia se convirtió en sospechosa.

Es por ello que ahora tiene una doble imputación ahora que es la del homicidio y la de haber quebrantado el arresto domiciliario.

Por último Salas dijo: “Para nosotros está totalmente esclarecido” y completó: “Por los testimonios y algunos mensajes, está claro el hecho”.

La reconstrucción del hecho dice que la persona fallecida María Noemí Manso, alrededor de las 20, después de arreglarse, se retiró de su casa con una amiga que la habría pasado a buscar en moto para ir hasta un kiosco. Luego de pasado un tiempo, su padre se intentó comunicar vía celular con la víctima debido a que su hijo estaba llorando y la necesitaba, pero no pudo comunicarse. A partir de ahí comenzaron a preocuparse y más aún cuando familiares recibieron algunos mensajes alertando que la mujer iba a aparecer golpeada y podrían hallarla muerta. Otros diciendo a una hermana de la presunta autora “me mandé una cag…”. Los mismos habrían surgido de al menos dos celulares y uno de ellos pertenecería a la mujer con la que se había ido desde su vivienda.

En tanto que la acusada posee un frondoso prontuario por delinquir desde que era menor. En Río Tala y La Tosquera protagonizó varios ilícitos, en su mayoría graves, hasta que una vez cumplidos los 18 años cayó tras las rejas por haber participado de un hecho relevante.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *