La Justicia anuló una resolución de la CNV contra Papel Prensa

La Cámara Comercial resolvió ayer la nulidad de una de las principales medidas dictadas por el Gobierno contra Papel Prensa. Se trata de una resolución tomada por la Comisión Nacional de Valores (CNV) sobre una asamblea celebrada en noviembre del año pasado. La CNV impugnó esa asamblea –lo que generó una gran controversia con salidas de funcionarios incluída– y el Gobierno desató una ofensiva sobre la compañía en base a argumentos que la justicia no respaldó.

“Corresponde admitir la nulidad admitida (solicitada por los accionistas privados, Clarín y La Nación) y declarar la invalidez del acto impugnado, por haber sido emitido en violación de la ley aplicable y de las formas esenciales”, resaltó el fallo de la Cámara. “Con los efectos previstos por el artículo 1.050 del Código Civil, debiendo las cosas volver al estado que se encontraban antes del acto anulado”, agrega.

Guillermo Moreno estaba empecinado en objetar a Papel Prensa y sus resoluciones, pese a que se encontraba con distintos funcionarios que le advertían que no existía evidencia al respecto. Así, el secretario de Comercio Interior le ordenó a la Comisión Nacional de Valores (en ese entonces, presidida por Eduardo Hecker) que impugnara una asamblea de Papel Prensa. Pero Hecker se negó y eso le costó el puesto. Moreno lo hizo reemplazar por Alejandro Vanoli. Algo similar le pasó a Carlos Alberto Pacios, a cargo de la Sindicatura General de la Nación (Sigen). La orden de Moreno fue que ese organismo trabara los estados contables de Papel Prensa. Como Pacios y sus síndicos no compartían ese punto de vista, Moreno los hizo destituir y nombró a Daniel Reposo en su lugar.

En la asamblea que Vanoli impugnó por orden del Gobierno se pretendían dejar sin efecto una serie de actos societarios, como cambio de autoridades, reuniones de directorio y aprobación de balances.

Basados en esa medida (que ahora la Justicia encontró arbitraria), los directores estatales, la CNV y la Sindicatura General de la Nación trataron de anular todo lo actuado por la compañía desde noviembre a esta parte. Pero el fallo judicial cambia todo el esquema. Porque la Justicia cuestiona el rol desempeñado por la CNV y también por la fiscal que llevó adelante el caso.

“Se dictaban resoluciones sin dar ocasión a la sociedad recurrente (Papel Prensa) de ser oída en forma alguna, sin poner en conocimiento las presuntas faltas que se le atribuían a fin de que, con asistencia legal, tuviera oportunidad razonable para expresar cuanto tuviera que decir en su descargo y ofrecer las pruebas que considere pertinente”, destaca la Cámara Comercial.

Y señala que la CNV se extralimitó en sus funciones: armó sumarios en presunción de infracciones que no comprobó. “Las resoluciones (de CNV) se hacían con sumarios que venían con una suerte de juicio anticipado que dejaría vacío de contenido el sumario dispuesto. Una incoherencia de tal magnitud que haría tanto más necesaria la revisión de la resolución impugnada”, señala el fallo. “La CNV no tiene el poder para erigirse en una suerte de juez respecto de todas las actuaciones internas de las sociedades privadas sujetas a su control”, señaló la Cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *