La huerta como estrategia

La semana pasada finalizó el curso que tomaron desde febrero 28 docentes de escuelas de nuestra localidad. El grupo incluyó rurales, urbanas, agrotécnica, CEC, profesorado de maestras nivel inicial, EDIA, integrantes de gabinete psicopedagogico, escuela especial y jardines de infantes. El objetivo es que los docentes incorporen saberes y habilidades relacionados a la huerta agroecológica, para resignificar, fortalecer y actualizar la propuesta pedagógica en las distintas áreas temáticas, en todos los niveles educativos.

La experiencia fue trabajada como talleres con reflexión, donde además de las huertas institucionales que puso en marcha cada docente, se implementó un espacio de práctica en la huerta del Hogar María de Gomendio. En el cierre del curso los participantes presentaron algunas actividades y eventos que se realizaron junto con las familias, así como los cuadernos de investigación que llevaron adelante docentes y alumnos como producto de este trabajo.

“El compartir las experiencias dejó ver el potencial que tiene la huerta tanto como estrategia de enseñanza y aprendizaje así como estrategia de acción comunitaria”, explica Verónica Liljesthrom, una de las organizadoras del evento. Prueba de esto son algunos de los comentarios de los docentes que indican: “los chicos experimentaron y fueron protagonistas” o “se pudo abordar la cultura del trabajo dándose cuenta que pueden valerse por sí mismos”. Pero además, hay testimonios que ponen de relevancia la idea de huerta como estrategia de inclusión social que permiten complejizar, analizar y reflexionar sobre lo cotidiano. “Son actividades que involucran el entorno de los chicos y permiten la participación de la familias”, explica una de las docentes.

“El desafío es que las docentes no sólo tengan los conocimientos para enseñar diferentes contenidos a través de la huerta sino que puedan, en sus ámbitos de trabajo, actuar como agentes facilitadores y multiplicadores para la autoproducción de alimentos y educación alimentaria en la comunidad escolar”, agrega Paula Marcozzi, responsable del Prohuerta para el norte de Buenos Aires. Y amplía: “desde el programa, tenemos idea de darle continuidad al curso docente con un encuentro de huertas escolares, que pueda constituirse en un espacio para compartir experiencias con sus logros y dificultades, conocimientos, los productos de la huerta, etc. Aunque todavía no hemos trabajado la propuesta con las docentes, para saber si es viable e intentar de darle forma para el próximo año”.

Quiénes participaron

Las siguientes instituciones estuvieron presentes a través de sus docentes:

SEIM 3 Pje. Beladrich; SEIM 4 Pje.Villa Sarita; Jardín 904 Río Tala; Jardín 905 Gdor. Castro; Jardín 908 Bº La Estación; Jardín 911 Pje. Ing. Moneta; Jardín 914 (Normal);

Gabinete Pc.Ps EP 6; EDIA; EE 502; CEC 803 Gdor. Castro; Escuela de Educación Secundaria Agraria; Instituto Ntra. Sra. Socorro

EP 8 Pje. La Estrella; EP 14 Pje. Espinillo; EP 18 Pje. El Centro; EP 19 Pje. Villa Leandra; EP 28 Pje. Beladrich); EP 41 Pje. Tablas; EP 43; EP 46 Normal; EP 48 Bº Los Aromos

También se contó con la presencia y colaboración de distintos especialistas que hicieron sus aportes y presentaciones en los diferentes módulos: el Lic. en Cs. de la Educación. Rafael Mazzini; Insp. Distrital Vilma Cruceño; Ing. Laura Hansen; Fernando Lopez Serrano, Lic. en Nutrición Vanesa Gil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *