La experiencia de un buzo sampedrino en la Antártida

Por primera vez en su historia, tres buques de Prefectura Naval navegaron hacia el sector antártico, equipados para desarrollar tareas de investigación científica y con especialistas del Conicet y de diferentes institutos nacionales a bordo, en una campaña coordinada por el Ministerio de Seguridad de la Nación.
Los guardacostas «Tango», «Derbes» y el buque oceanográfico «Dr. Bernardo Houssay» zarparon hacia la Antártida a mediados de enero, con la finalidad de proteger el medio ambiente, la seguridad de la navegación, contribuir a las actividades científico-tecnológicas en la región y en apoyo del personal de Prefectura destacado allí. De esa aventura participó el sampedrino Rodolfo Astorga quien se desempeña en la fuerza de seguridad nacional como buzo y también es bombero voluntario en nuestra ciudad.
A través de una entrevista concedida a través de FM Génesis contó: “Nosotros íbamos dentro de una dotación de seguridad de buceo como tripulante de tres embarcaciones que fueron al continente antártico para hacer unas tareas científicas”. Astorga prestó servicio en el buque “Prefecto Derbes”, “para prestar asistencia por cualquier colisión con algún témpano”.
En tanto que el buzo de la prefectura contó: “En este época desde noviembre hasta marzo es donde la mayor cantidad de científicos se encuentran en las bases haciendo sus estudios”. “Son proyecto que estudian las contaminación ambiental, la capa de ozono, la mortandad de peces, entre otras cosas”.
En primera instancia, los buques arribaron a la base “Carlini” y allí Astorga pudo sumergirse por primera vez en aguas antárticas. “Una vez llegados le pedimos al capitán una pequeña inspección y en realidad era a los efectos de poder bucear nosotros” y también “pudimos subir a los iceberg que estaban en el sector“, comentó el buzo. Y aseguró: “La altura que tiene este hielo de la superficie hacia arriba se triplica hacia abajo”.
En tanto que aseguró que durante su estadía en el lugar (Enero) “las temperaturas eran de 0 grados y con tormenta, con ráfagas de 35 nudos son ráfagas de 80 o 90 km., con unas temperatura menos 15 grados bajo 0”.
También se refirió a la fauna del lugar, entre ellos: pingüinos, peces, lobos marinos, entre otros. “Mientras nosotros buceamos veíamos que ellos andaban por ahí”, “es impagable la belleza de ver todo el lugar”, aseguró Astorga.
En tanto que la situación durante los inviernos se torna realmente dura, con temperaturas que llegan hasta los -30 en toda la zona cercana de la costa y hasta -40 en el centro del continente. “Una vida dura para la gente que está permanentemente ahí”, reflexionó el prefecturiano.
Cabe destacar que, el buque «Dr. Bernardo Houssay» navegó hacia la Base Carlini, donde embarcaron científicos de la Dirección Nacional del Antártico, que realizaron tareas de investigación oceanográfica en la Bahía Paraíso y el Estrecho de Gerlache y, posteriormente se trasladaron hacia la Base Brown.
Este buque, botado en 1931, tiene una extensa trayectoria en tareas de investigación oceanográfica. Fue reconstruido y diseñado íntegramente en astilleros argentinos por la Prefectura Naval Argentina, que se hizo cargo del buque en 2001. Fue relanzado al agua en 2012, ceremonia que contó con el madrinazgo de la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner.
La nave está equipada con tecnología de última generación y cuenta con un moderno laboratorio a bordo, que contribuye al desarrollo de las tareas investigativas de la comunidad científica nacional.
Por su parte, el guardacostas «Prefecto Derbes» zarpó del puerto de Ushuaia.
La embarcación fue recientemente modernizada en el marco de un plan de inversión impulsado por el gobierno nacional, que permitió su actualización tecnológica.
El guardacostas «Tango» zarpó para realizar su segunda campaña Antártica de verano. Navegó hacia el área de estudio (Banco Burdwood – Namuncurá) y luego hacia las Islas Subantárticas (Islas Orcadas e Isla Elefante) y Península Antártica.
Esta embarcación cruzó el Pasaje de Drake con destino a las Islas Orcadas del Sur y luego se dirigió a la periferia de las islas, remolcando hidrófonos para registros acústicos y avistajes de ballenas, navegando por el mar de la Flota, el estrecho de Gerlache y el estrecho de Lemaire. Posteriormente, arribó a la base Brown, desde donde regresará al puerto de Ushuaia a fines de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *