La Coopser podría retomar las intenciones de hacerse cargo de la Clínica San Martín

Aunque parecía totalmente caído, existe una pequeña luz de esperanza. Es que aún no se descarta la posibilidad que la Coopser de retomar el proyecto de adquirir el centro asistencial. En realidad siempre se dijo públicamente que todo estaba latente, es sólo que el contexto cambiante de los últimos tiempos no permite al Consejo de Administración tomar definiciones acerca de ello. Sin embargo, como explicaremos en este artículo, se deben dar una serie de condiciones complejas de resolver.

Existen varios puntos para desenredar la compleja trama. En principio está el problema económico. Cabe recordar que cuando todo estaba encaminado a principio del mes de julio, un fallo judicial retrotrajo el aumento de energía. No sólo frustró las avanzadas negociaciones sino que puso en jaque las finanzas de la institución.

Además la asamblea que se concretó el 23 de julio, puso como condición justamente que haya una definición en torno a la medida cautelar que dejó sin efecto el incremento de las tarifas eléctricas. Hasta que no haya un fallo firme por parte de la Justicia no se podrá avanzar en ningún sentido.

Por otro lado, los socios de la clínica y el Municipio habían concretado una serie de reuniones con autoridades municipales. Públicamente, Silva manifestó a través de “Somos Noticias” que se emite por el canal 2 de la pantalla de Cablevisión: “Mientras exista nos retira de la negociación” y “no vamos a hacer absolutamente nada que entorpezca el desenvolvimiento de las negociaciones”.

Sin embargo fuentes cercanas al gobierno han manifestado que hoy por hoy el municipio no está en condiciones económicas de avanzar en ningún tipo de negociación. Por lo que estaría casi descartado que la gestión de Salazar haga algún tipo de erogación de dinero para adquirir las acciones, que es lo que lo socios pretenderían.

En tanto que también falta una cuestión no menor y que tiene que ver con los propios accionistas. Falta unanimidad de criterios en cómo proceder. Algunos de ellos no pretenden nada más que la puesta nuevamente en funcionamiento de la Clínica, otros el pago de un dinero y otros solo continuar trabajando en ese edificio, entre otras posturas.  

Tampoco hay que dejar de tener en cuenta que en materia de sueldos y gastos de servicios, el centro asistencial da pérdida día a día. Con lo cual lo estimado, la deuda de 24 millones de pesos estimada en junio, seguramente se habrá incrementado.

Planteado así, parece complicado que la situación se resuelva favorablemente, pero hay quienes no pierden las esperanzas. Sobre todo las trabajadores de la clínica que aún hoy, después de todos estos meses continúan resguardando sus puestos de trabajo y el edificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *