Investigan a tres empresas, entre ellas una sampedrina por presunta evasión impositiva que alcanza al millón de pesos

El Juzgado Federal de San Nicolás ordenó esta semana el allanamiento a varios contribuyentes en las localidades de San Pedro, Villa Ramallo y Pergamino por denuncia de AFIP-Impositiva. El monto denunciado de evasión fiscal superaría el $1.000.000
A raíz de denuncias efectuadas por la DGI, Dirección Regional Mercedes por la presunta infracción a la Ley 24.769 por evasión de impuestos que superaría el millón de pesos, la justicia Federal de San Nicolás ordenó 5 allanamientos en diversos  domicilios relacionados con las firmas involucradas, secuestrándose en el procedimiento documentación  de interés para las causas. Algunas de las firmas allanadas se encuentran relacionadas con la venta de cereales, cultivo de oleaginosas y la extracción de productos forestales de bosques cultivados.
-CAPORAY SA: Esta empresa se dedica a la venta de cereales, entre otras actividades. Habiéndose denunciado a la misma por la presunta evasión del Impuesto al Valor Agregado.
La maniobra consistió en consignar datos falaces en sus declaraciones juradas a través de la omisión de ventas y la utilización de facturación apócrifa con la finalidad de justificar mayores gastos o erogaciones, lo que le permitió disminuir el saldo de impuesto a ingresar y crear créditos fiscales ficticios.
–  BARTOLO DEGLIANTONI: La actividad declaradas por la contribuyente ante este Organismo se vincula con la extracción  de productos  forestales de bosques cultivados.
La firma fue denunciada por presunta evasión del Impuesto a las Ganancias (conf. art. 1°de la  Ley 24.769). La maniobra consistió en consignar datos falaces en sus declaraciones juradas, lo que  permitió disminuir el saldo de impuesto a ingresar.
Y una firma sampedrina que se dedica al cultivo de oleaginosas, fue denunciada por  la presunta evasión del Impuesto a las  Ganancias. (conf. art. 1° de la Ley 24.769).
La maniobra desarrollada consistió en la presentación de declaración jurada engañosa, al computar en la misma conceptos y gastos improcedentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *