INTA San Pedro: Dos premios para coronar 2018

Se trata de la XV edición del Premio ArgenINTA a la calidad agroalimentaria en las categorías “Investigación y desarrollo en el área de tecnología de alimentos” en coautoría con el Área Alimentos del INTI y “Valorización de especies y productos típicos locales”. Integrantes de los equipos de trabajo recibieron las distinciones en la sede de la Fundación ArgenINTA, en CABA.

El reconocimiento busca fomentar y fortalecer las capacidades públicas y privadas aportando a la competitividad sostenida del sector con impacto económico y social; así como aportar a la sustentabilidad ambiental y a la equidad social. Reconoce 7 categorías con premios principales y menciones.

En esta ocasión, uno de los trabajos premiados ya obtuvo otros dos reconocimientos, y es producto del trabajo en interacción con el INTI. Se trata de la búsqueda de alternativas de agregado de valor a ciruelas de pulpa roja que se producen localmente, donde se reconocieron compuestos que pueden ser utilizados en la mejora de la calidad nutricional de otros productos alimenticios. El trabajo se denomina «Bioactivos en Mermeladas» y obtuvo el «1er Premio en la categoría Investigación y Desarrollo de Tecnologías en Alimentos – Edición 2018». Los técnicos locales que integraron el equipo son Graciela Corbino y Gabriel Valentini, quienes junto a Ricardo Dománico, entre otros profesionales del INTI, estuvieron realizando las distintas experiencias.

Por otro lado, “Ipomea, una batata que recupera el sabor y la identidad territorial” obtuvo una mención de honor en la categoría “Valorización de especies y productos típicos locales”. Recibieron el premio algunos productores vinculados al “Grupo de abastecimiento local Ipomea” que lleva adelante la experiencia desde fines de 2016 y que para el año próximo habrá duplicado la superficie de producto cultivado. Acompañó Laura Hansen, también en representación de los técnicos que integran el equipo de trabajo.

En ambos casos, el premio incluye además de una estatuilla, un monto de dinero para ser invertido en el proyecto o nuevas derivaciones del mismo, pero sobre todo, se trata de un estímulo a productores y profesionales para seguir profundizando en acciones innovativas y conectadas con el mejoramiento de la calidad alimentaria de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *