Incidente con dueño de boliche en un operativo nocturnidad

Un episodio particular ocurrió durante la madrugada del sábado mientras se realizaba un operativo de nocturnidad. El dueño de un local de diversión nocturna fue aprehendido tras ser agredir a un efectivo policial cuando procedían a verificar un comercio del rubro boliche. Sobre el mismo fuentes oficiales confirmaron el hecho y anunciaron que los operativos continuarán durante los fines de semana. El caso en cuestión sucedió luego de que personal policial y del área municipal de Control Ciudadano infraccionaran al pub Offrom’s debido que este habría estado excedido en su capacidad. Se aplicó la Ley 14050 y se lo sancionó. El operativo continuó y mientras el personal afectado trabajaba en el interior de otro comercio se se produjo un confuso episodio en la vía público donde uno de los propietarios de otro lugar tomó a golpes de puños a uno de los efectivos que participaba del mismo.

Allí, el hombre, fue aprehendido y trasladado a la Comisaría local donde se le inició una causa en su contra.

Ya en la mañana se produjo una reunión entre autoridades de seguridad, Municipales y propietarios de locales de diversión nocturna para tratar el tema.“El problema fue que, después de haberse labrado la infracción, este hombre, conforme la versión, no completa todavía, siguió al personal hasta otro local, y pedía que también lo infraccionaran, en medio de una maniobra cuestionable de parte del imputado, tratando de provocar una infracción al mencionado comercio”. refirió el jefe disrital comisario Dante Paolini.

Los dos locales en los que se produjeron la infracción y el incidente, respectivamente, están ubicados en Pellegrini, entre Obligado y Las Heras, y 25 de Mayo, entre Bv. Moreno y Güemes.

La situación de la noche sampedrina, que no ha pasado desapercibida en el ámbito político ya que en la polémica reunión del pasado miércoles en el HCD el concejal Martín Pando expuso la problemática y hasta la tildó de “cartelización”, no es sencilla desde cualquier punto de donde se la mire, y nadie se anima a adelantarse en qué puede terminar en caso de que no se prevenga oportunamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *