Importantes colas para verificar el auto por las vacaciones

Comenzó a funcionar la VTV el pasado lunes en nuestra ciudad. La planta, localizada en Juan B. Justo 235, se quedará hasta febrero y atiende de lunes a viernes de 7.00 a 19.00.

Se producen largas colas ante la posibilidad del retiro de la licencia de conducir por no tener al día la Verificación Técnica Vehicular (VTV) en las principales rutas bonaerenses, los automovilistas forman colas de hasta cinco cuadras para cumplir el trámite en las plantas de control oficial.

El apuro por salir de vacaciones con documentación en regla contribuye al colapso. Las demoras, con mayor o menor intensidad, se dan en toda la Provincia. En La Plata se verifican 60 autos por hora; muchos optan por pasar la noche frente a la planta para lograr un turno temprano.

La demora es de hasta diez horas.

En Berisso no la pasan mucho mejor: la paciente espera dura entre 5 y 6 horas.

Por la cantidad de autos, en la capital bonaerense se amplió el horario desde las 8 hasta las 21. Los puestos funcionan en Tolosa y Los Hornos. Según las autoridades de la VTV, el 20% de los vehículos sale con alguna observación. En algún caso se les coloca una oblea que les permite circular provisoriamente. Los que pasan el control no regresan por un año. Alivio.

¿Cuánto cuesta el trámite? Los vehículos de hasta 2.500 kilos pagan $ 125,48; los vehículos pesados, $ 225,86; las motos, $ 37,64. Si la verificación se realiza en término el conductor recibe una bonificación del 7,5%. Al parecer, un premio para pocos.

La estadística de la última semana determina que el 42% de las 1.125 incautaciones de licencias en controles ruteros corresponde a la falta de la verificación técnica. Para la devolución del carnet de conducir los propietarios deben pagar las multas en las oficinas de la calle 53 entre 9 y 10 de la capital bonaerense, que atiende desde las 8.30. Allí se produce el otro inconveniente porque se entregan 70 números y a pesar de los madrugones en búsqueda del mejor lugar muchos deben regresar al otro día desde municipios distantes.

Existe la creencia generalizada de que la obligatoriedad de la VTV corresponde sólo en rutas y autovías, y por eso en el verano se incrementa la demanda de atención. Pero es un requisito obligatorio para circular también en ciudad, aunque esta supervisión es menos rigurosa. En distritos del Conurbano es parte del paisaje nocturno los automóviles “tuertos”, con neumáticos lisos o camiones en plena humareda por mala combustión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *