Guacone:»Se ha partido de una falsa premisa de un perjuicio que nunca existió

Después de haberse leído por secretaría, el proyecto a tratarse en el Concejo Deliberante el Intendente, pidió hacer uso de la palabra y mediante un escrito procedió a leer como había sido el acta acuerdo de la rescisión del contrato con la empresa Caso S.A hasta llegar al traspaso de la nueva empresa Vercelli.

Guacone empieza contando que con fecha 8 de Noviembre de 2010, reciben una nota por parte de la empresa en la que expresaban la decisión de no continuar prestando el servicio de manera indeclinable, argumentando las pérdidas de subsidios, el no tratamiento del aumento del boleto, la caída abrupta del gasoil diferencial entre otros puntos.

En cuanto, al acta que se suscribió entre la empresa y el gremio UTA destaco que los puntos principales de «la misma fueron garantizar el servicio a las localidades, se acuerda un recorrido de emergencia, continúa la concesionaria por noventa días, hasta el primero de marzo y de común acuerdo se rescinde la concesión”. Al mismo tiempo que destacó que “el nuevo concesionario debe incorporar a los trabajadores, pero esto permitió no interrumpir el servicio y la continuidad de los puestos de trabajo”.

En tanto sobre el último punto en cuestión en el que se refería a que Caso entregaría en especie de comodato al Municipio por seis meses las doce unidades para contribuir en la transición, finalmente quedó sin efecto, una vez que se logra la firma del nuevo convenio con la empresa nicoleña.
Y agrega: “Se argumenta que firmamos un convenio por encima de las potestades públicas. Sin embargo, nosotros podíamos firmar un convenio de mutuo acuerdo como dice el dictamen de la Asesoría General de Gobierno. Con respecto a la supuesta disposición patrimonial, debemos decir que no hay ninguna. Esto es así porque no hubo incumplimiento de la empresa y no hay penalidad. Tampoco existió incumplimiento o culpa alguna del municipio. El municipio no perdió un solo peso con esta transición y la población no perdió un solo día del transporte. Tampoco hubo extralimitación”. Señaló que el convenio firmado no fue desventajoso, arbitrario ni existió un perjuicio para el municipio.
«Se ha partido de una falsa premisa de un perjuicio al municipio que nunca existió», sentenció.
Por otro lado sostuvo que no «fue necesaria la incautación porque se cumple el servicio con otra empresa, no hubo incumplimiento de Jorge Caso y se aseguró el servicio con otra empresa”.
No era tan fácil seguir su alocución por el ruido permanente que provenía desde la parte externa del salón dorado.
Foto: Eduardo Dlapa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *