La diputada de Baradero Fernanda Antonijevich contra el Floripondio

Es un proyecto de ley presentado en Diputados para prohibir su cultivo y comercialización por los efectos alucinógenos
Una diputada bonaerense del GEN propuso mediante un proyecto de Ley que la planta herbácea Datira Stramonium, conocida como floripondio, sea agregada a la lista de drogas ilegales de la provincia y se prohíba su cultivo y comercialización.
La iniciativa pertenece a Fernanda Antonijevich (Baradero), quien sostuvo en sus fundamentos que la Datira Stramonium, por su contendido de alcaloides, es empleada “tanto como planta medicinal como droga alucinógena”.
“El efecto que produce la ingesta de la droga que contiene, la escopolamina, conocida como burundanga, es de aproximadamente 8 horas, aunque los resabios del estado duran hasta tres días”, manifestó la legisladora.
La legisladora indicó que, si bien la flor del floripondio pertenece al grupo de drogas legales, “no deja de ser altamente peligrosa, puesto que es alucinógenas y genera efectos tales como espejismos, alucinaciones, delirios, mucha excitación emocional con períodos de violencia e incluso demencia temporal”.
“Desde el punto de vista orgánico produce diversos síntomas, entre ellos los más destacados son náuseas, sequedad en las mucosas de las vías respiratorias y disminución o aumento del ritmo, euforia, mareos y crea condiciones en el cerebro que no son posibles de manera normal que implican un elevado riesgo de muerte”, indicó Antonijevic.
Floripondio:
Se llama Brugmansia vulcanicola y es nativa de América del Sur. Uno de sus principios activos es el alucinógeno escopolamina.
Vía de administración
Oral:
Las hojas y flores molida se preparan en agua caliente o fría y se toma como té.
Efectos:
Incluyen períodos de violencia e incluso demencia temporal. Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas y táctiles.
También provoca dilatación de las pupilas, aumento del pulso y el ritmo respiratorio, seca las mucosas de la nariz, boca y garganta.
Los efectos comienzan entre los 15 y 30 minutos posterior a su consumo pueden durar hasta 72 horas. La dosis letal de escopolamina es cercana a los 100 mg; sin embargo, no se conoce la dosificación exacta que pueda contener un té de floripondio.
Generalmente, una dosis moderada se prepara con una flor; una dosis alta sería con dos a tres flores; pero en este tipo de sustancias no hay ni drogas ni dosis seguras.
Riesgos:
La intoxicación con floripondio produce vómitos, convulsiones y en casos graves, coma y muerte.
Si la persona tiene un “mal viaje” hay que tranquilizarla y cuidarla mientras dure el efecto. En caso de presentar señas como las ya descritas, solicitar asistencia médica.

Fernanda Antonijevich contra el Floripondio

Es un proyecto de ley presentado en Diputados para prohibir su cultivo y comercialización por los efectos alucinógenos
Una diputada bonaerense del GEN propuso mediante un proyecto de Ley que la planta herbácea Datira Stramonium, conocida como floripondio, sea agregada a la lista de drogas ilegales de la provincia y se prohíba su cultivo y comercialización.
La iniciativa pertenece a Fernanda Antonijevic, quien sostuvo en sus fundamentos que la Datira Stramonium, por su contendido de alcaloides, es empleada “tanto como planta medicinal como droga alucinógena”.
“El efecto que produce la ingesta de la droga que contiene, la escopolamina, conocida como burundanga, es de aproximadamente 8 horas, aunque los resabios del estado duran hasta tres días”, manifestó la legisladora.
La legisladora indicó que, si bien la flor del floripondio pertenece al grupo de drogas legales, “no deja de ser altamente peligrosa, puesto que es alucinógenas y genera efectos tales como espejismos, alucinaciones, delirios, mucha excitación emocional con períodos de violencia e incluso demencia temporal”.
“Desde el punto de vista orgánico produce diversos síntomas, entre ellos los más destacados son náuseas, sequedad en las mucosas de las vías respiratorias y disminución o aumento del ritmo, euforia, mareos y crea condiciones en el cerebro que no son posibles de manera normal que implican un elevado riesgo de muerte”, indicó Antonijevic.

Floripondio:
Se llama Brugmansia vulcanicola y es nativa de América del Sur. Uno de sus principios activos es el alucinógeno escopolamina.
Vía de administración
Oral:
Las hojas y flores molida se preparan en agua caliente o fría y se toma como té.
Efectos:
Incluyen períodos de violencia e incluso demencia temporal. Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas y táctiles.
También provoca dilatación de las pupilas, aumento del pulso y el ritmo respiratorio, seca las mucosas de la nariz, boca y garganta.
Los efectos comienzan entre los 15 y 30 minutos posterior a su consumo pueden durar hasta 72 horas. La dosis letal de escopolamina es cercana a los 100 mg; sin embargo, no se conoce la dosificación exacta que pueda contener un té de floripondio.
Generalmente, una dosis moderada se prepara con una flor; una dosis alta sería con dos a tres flores; pero en este tipo de sustancias no hay ni drogas ni dosis seguras.
Riesgos:
La intoxicación con floripondio produce vómitos, convulsiones y en casos graves, coma y muerte.
Si la persona tiene un “mal viaje” hay que tranquilizarla y cuidarla mientras dure el efecto. En caso de presentar señas como las ya descritas, solicitar asistencia médica.

Fuente: Baradero Te Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *