“Estamos muy solos, sin protección y esta gente deambula libremente»

Momentos difíciles viven los vecinos que residen en el campo, tal como se anunciaba días atrás, se sienten desprotegidos debido a que consideran que el accionar de la justicia no es suficiente. Así lo han manifestado en reiteradas oportunidad y en los últimos tiempos el reclamos se hace cada vez más vívido.

Es la situación de una familia que residen en cercanías a la Ruta 191 en inmediaciones de la “curva de la muerte” por el Callejón Debock.

Karina, que es productora viverista en la zona, se comunicó con nuestro medio y anunciaba el miércoles que en el interior de la propiedad había personas a caballo, ocurriendo la misma situación en la noche del jueves. “El miedo de vivir rodeada de esta gente que le da igual, robar vacas, caballos, pollos, acoplados con herramientas y vaya a saber que puede pasar de se cruzan con gente”, expresó. Al tiempo que agregó: “Estamos muy solos, sin protección y esta gente deambula libremente, es indignante”.

Las huellas de los caballos

Entienden que más allá de estar en propiedad privada de manera ilegal, también sostienen que con el pretexto de estar cazando, hacen un trabajo de “inteligencia” para poder realizaron luego el ilícito.

Hoy a las 11 hs. detectaron nuevamente que había dos sujetos a caballos, con perros. “Estaban a un paso de mi casa”, dijo.

Según contó la mujer, uno de los sujetos fue interceptado en la zona por el personal de la Patrulla Rural y fueron identificados. Se trata de una persona de 36 años oriundo de Río Tala. que argumentó haber estar cazando, luego de la notificación de la causa recuperó la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *