[Internacionales] España pide prudencia y rechaza hablar de una «segunda ola»

Las autoridades sanitarias de España pidieron este jueves «prudencia» y rechazaron hablar de una «segunda ola» de coronavirus, después de que el País Vasco alertó de un fuerte incremento de contagios que apuntan a ese escenario al menos en la norteña región.

«Hasta que no tengamos una transmisión comunitaria descontrolada, prefiero ser prudente», ya que «se pueden generar percepciones de riesgo distorsionadas», dijo hoy el epidemiólogo Fernando Simón, el experto de referencia del Gobierno de España.
España registra actualmente 580 brotes activos que afectan a 6.900 personas, según informó Simón.

En las últimas 24 horas se detectaron 1.683 nuevos contagios, un leve descenso respecto a la jornada previa, pero que elevan a 309.855 el número total de infectados desde que irrumpió la pandemia. Además, las víctimas fatales se elevan ya a 28.500, tras sumarse 22 en la última semana.

Simón explicó que hubo un aumento de casos en Cataluña, en ciudades como Zaragoza y Madrid, donde hubo nuevos ingresos hospitalarios, pero que no es comparable con la situación anterior de marzo.
«En absoluto está poniendo en compromiso la capacidad hospitalaria», dijo el experto.

La situación en el País Vasco

Previamente, la consejera de Salud vasca, Nekane Murga, informó de 338 nuevos positivos en las últimas 24 horas, un repunte de contagios que no se registraba desde el 28 de abril, cuando se contabilizaron 392 casos, en pleno descenso de la primera ola, que tuvo su pico un mes antes con casi el doble de casos.

«Sin duda Euskadi (País Vasco) se enfrenta a la segunda ola de coronavirus», dijo Murga, aunque también reconoció que la propagación del virus se produce «con menos fuerza» que en marzo, cuando el Gobierno se vio obligado a decretar el estado de alarma y el confinamiento casi total de la población.

La funcionaria explicó que a los expertos de la norteña región les preocupa especialmente los contagios en las grandes ciudades como Bilbao, que acumula 126 casos, o Vitoria, con 38 casos, y el hecho de que en plenas vacaciones de verano los ciudadano se están desplazando a segundas viviendas en localidades costeras.

Por ese motivo, pidió a los ciudadanos «restringir al máximo la actividad social», tras subrayar que «la nueva normalidad no es posible».
Si bien «no se han llenado los hospitales y las UCIs (Unidades de Cuidados Intensivos)», Murga subrayó que «no hay motivos para creer que el virus sea más débil y menos letal».»Decenas de las personas que se van a contagiar esta semana van a necesitar ingresar y algunas, sin duda, fallecerán«, advirtió Murga, quien también recordó que el coronavirus deja graves secuelas como la fibrosis pulmonar.

https://www.telam.com.ar/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *