“Envalentonado policía digitaría jefaturas por amiguismo en el norte de la Provincia”

En un artículo que aparece este jueves en el diario El Informante, redactado por la periodista Verónica Lassalle, se expresa lo que hace tiempo se rumoreaba en varios sectores de la sociedad, acerca de algunas malas decisiones que el Ministerio de Seguridad ha tenido en nuestra ciudad, en torno a los diferentes responsables de diferentes divisiones de la fuerza policial bonaerense.

A continuación detallamos el completo artículo con el que estamos completamente de acuerdo. El mismo fue titulado “Envalentonado policía digitaría jefaturas por amiguismo en el norte de la Provincia” y expresa:

“En los últimos tiempos comenzamos a observar azorados ciertos cambios y desprolijidades en el seno de la policía. Quienes nos dedicamos a esta tarea hace ya dos décadas, sabemos a las claras como son los nombramientos para ocupar cargos policiales. Pero se han dado una serie de conectividades extrañas que llevaron a inquietarnos y atamos cabos. Por ello los invito a analizarlas periodísticamente.

El lector se debe situar en acciones correlativas que se fueron dando a lo largo de las ciudades del corredor de la Ruta 9 y que dependen lisa y llanamente de la Departamental San Nicolás.

Detrás de las obras inexplicables, habría algo más que una yunta de bueyes; habría una mujer gustosa de ejercer su influencia, a quien se la conoce como La Señora; quien mediante falacias acerca de funcionarios policiales; telefonea y decide futuros; frustra carreras y arruina vidas.

Sus acciones son alimentadas por los caprichosos deseos de su pareja, un policía que no tiene problema en ostentar su nueva posición económica y de poderío en la institución que lo vio nacer. Sólo ascendés en la zona norte de la provincia, si respondes a ellos.

A tal punto llega la arrogancia de este sujeto que desde hace un tiempo viene pregonando ante sus pares, que próximamente se designará nada menos que como Jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a un Comisario General recientemente ascendido y conocido por todos nosotros (a quien le debe nada menos que el puesto que le supo cambiar la vida y esta sería su manera de pagarlo)

La acción de elegir quien SI o quien NO, es generada por el, un oficial sin lauros, que la ve pasar.

El sería quien elije a quien poner y a quien sacar de los cargos de Jefes Distritales, de la departamental y de las DDI de la zona.

Todo esto es lo que se rumorea en los pasillos policiales y tribunalicios y nadie se anima a denunciar.

Usted se preguntará si estamos frente a un académico, a un investigador policial que desbarató las grandes redes del narcotráfico o a un gran pensador.

Nada de eso. Es un dos, que viene de un destacamento rural. Casualmente el que está en conflicto en Pueblo Doyle, San Pedro y que se cobró un jefe distrital la semana pasada.

Hoy se encapricha y utiliza la cercanía sistemáticamente para llegar al despacho platense; por una amistad añeja; no precisamente de el.

Parece que las primeras jugadas de cambio le salieron bien; nadie lo habría descubierto. Fueron hace algún tiempo en Narcotráfico y en la DDI de San Nicolás. Luego los caprichos pasaron por una fiscalía de San Pedro, por la DDI con una jefa valorada por erradicar el juego clandestino; volviendo a quitarles a los nicoleños el último jefe departamental aceptado por todos.

Pero el muchacho resultó ser vanidoso. Y se empezó a hacer notar.
Ante ciertos cambios o notas periodísticas sanpedrinas que criticaban el accionar ministerial como bochornoso; el te “whatsapea” y cuestiona; como si tuviera algo que ver … Y en definitiva tendría TODO que ver??

Hoy se lo considera por sus pares, el más traidor de todos. Su nombre trasciende los pasillos de las comisarías y ya han sido anoticiados fiscales e instructores del mal accionar; o por lo menos accionar desleal y oscuro.

La arrogancia lo llevó a caminar con otro aire, ya que si nombran erróneamente a quien ellos no eligen; “en el día se comete el bochornoso acto de sacar al nuevo jefe”; y sin explicaciones coherentes.

En las últimas horas caprichosamente sacaron de sus funciones al Com. Insp. Fabián Gallo. Con la excusa de un destacamento que no funcionaría como tal. Nuestros colegas sanpedrinos nos informaron que el destacamento es una casa y tiene dueño.

Se llama Sabino Pérez Menéndez. En el Municipio está registrado que tiene una deuda de más de 40 mil pesos por tasa de alumbrado, barrido y limpieza, desde 1947.
En ese lugar, entre 2004 y 2015, funcionó el Comando de Patrulla Rural, que se mudó durante el interregno en el que el concejal Giovanettoni se tuvo que hacer cargo del Ejecutivo por renuncia del intendente electo Guacon.

Ese traslado tuvo lugar tras el escandaloso robo de armas que ocurrió una de las tantas noches en que los rurales se iban “a patrullar” y dejaban el edificio bajo el cuidado de un perro
Desde entonces, el destacamento quedó más solo pero nunca vacío. Allí vivía –nadie sabe todavía con precisión con permiso de quién– el policía de la Rural de Ramallo de apellido Coronel con el que se encontró Asuntos Internos, dicen que “para que no sea usurpado” el inmueble.

La electricidad de esa casa la pagaba el Municipio de San Pedro. El teléfono el Ministerio de Seguridad, que debía cinco meses

Sin dudas que esta situación requiere de un análisis minucioso y detallado, que se debió hacer antes de sacar del cargo al Com. Gallo. Mas aun cuando su gestión es aceptada por los vecinos y el poder político y judicial.

Para mayor sorpresa, ayer volvimos a asistir a un nuevo bochorno. Había sido designado en lugar de Gallo, el Com. Insp. Lavagnino. Fue puesto en funciones por la mañana y a las 3 horas fue sacado.

Dice la historia del pueblo, que el matrimonio policial no es querido por la parejita rural y habrían puesto el grito en el cielo ante este nombramiento. Ya que esperaban al que ellos sugirieron. Un nuevo soldado. Que sería nombrado en breve y que se sabe quien sería.

Recordemos que en el mes de julio último ocurrió una circunstancia similar pero en esta ocasión en San Nicolás. Fue designado oficialmente a cargo de la Departamental, el Com. Insp. Paulo Rodríguez luego de que el mismo cubriera el puesto durante tres meses en forma interina, a la vez que era el Jefe Distrital, y también de manera intempestiva, fue relevado sin causa a las pocas horas y por orden de la misma jefatura que lo había designado.

El salto de “Saña” habría venido porque no habrían asignado a quien ellos sugirieron.
Esto asombró a las autoridades, a la prensa y al poder judicial, ya que Rodríguez había sabido en poco tiempo armar un equipo de trabajo y era aceptado por todas las áreas.

Sobrados casos tenemos para citar la presión que ejerce la parejita de zona rural sobre el escritorio platense.

Hoy se respiran nuevos aires en la política Argentina. La población eligió la transparencia, y no las decisiones por amiguismo o a dedo.

Días atrás manifestó la Gobernadora: “No dejen que les mientan, no van a tener más seguridad si siguen teniendo narcotráfico, si hay juego ilegal, si hay gente de la política y la justicia que mira para otro lado… Mauricio y su equipo no somos parte de eso”

“Somos gente honesta que quiere a la provincia, no especulamos, no somos mezquinos y queremos cambiar de verdad”.

La señora Gobernadora debe anoticiarse de estas cuestiones domésticas que acontecen en la trastienda de las ciudades del norte de la provincia. Si cambiamos, el pueblo decidió hacerlo para que entre otras cosas, los oficiales de policía dignos ocupen los cargos que deben ocupar. Y los indignos sean juzgados.

Que no se los manipule por simple capricho o presiones externas; utilizando excusas mentirosas e improbables. Que se valore el futuro y la entrega de los buenos policías que pudiendo prestar honesto servicio, se encuentran en sus hogares esperando nuevo destino.

Que los errores grotescos de algunos, no empañen la labor honesta.

Esperamos se corrijan los errores y las injusticias y en la próxima entrega les informaremos como continúan los nombramientos en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Carta enviada a la Gobernadora de la Pcia María Eugenia Vidal, autoridades judiciales y medios de comunicación”.

Verónica Lassalle
Periodista
Directora Diario El Informante y Radio Net San Nicolás

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *