En Baradero a una mujer le arrancaron a su hija de sus brazos y se la dieron a otros

Elizabeth Zurita es una joven mujer de 23 años a la que ciertos humanos no la han tratado como a una igual. El camino que por el momento va transitando su vida es muy triste y quienes deberían velar por ella, en nombre del Estado, evidentemente no lo han hecho desde el momento que su madre Rosa dejó esta tierra el pasado 21 de septiembre de 2010. A partir de aquel día, literalmente quedó desamparada, anduvo rodando de un lado para otro, en algunos de esos instantes quedó embarazada y su vida comenzó a cargar con otra vida en sus entrañas.

Elizabeth, cuando estaba transitando las 16 semanas de embarazo, fue encontrada durmiendo en el cementerio local por Celia Alderete quien, conmovida ante la situación, la llevó a su casa e inmediatamente la acompañó al Hospital Municipal para que recibiera la atención adecuada. Tras la realización de todos los estudios clínicos, se pudo saber que su embarazo estaba en perfectas condiciones y así continuó puntualmente realizándose todos los controles pertinentes hasta que el pasado lunes 25 de abril de 2011 dio a luz a una beba a la que puso por nombre Laura Gabriela Zurita.

Celia

Dijimos que en la vida de Elizabeth se cruzó Celia, quien no dudó en abrirle las puertas de su casa y junto a su marido decidieron darle un lugar digno, el cariño y la protección que no tenía hasta ese día. Un dato que no es menor: Celia y su marido tienen siete hijos y sin embargo, en ese hogar el corazón es mucho más grande, había lugar para otros y así fue que se hicieron cargo de Elizabeth y del hijo que estaba gestando. Claro que el de Celia y su esposo es un hogar de trabajadores y por ello se acercó a buscar una ayuda para Eli, como ellos y muchos amigos cariñosamente le dicen.

En ese momento tomó contacto con una asistente social, a quien le manifestó su intención de hacerse cargo de Eli, incluso la profesional, cuando le preguntó si del «paquetito» también, le manifesto que sí. Así fue que Celia comenzó a llevar toda la documentación que se le fue solicitando y que supuestamente era para ser enviada a San Nicolás.

Celia y su familia le hicieron un lugar propio a Eli e incluso le fueron comprando «cositas para la bebe», como un coche cuna entre otras muchas cosas.

Así fue que la alegría de Laura Gabriela se transmitió entre todos los que quieren a Eli, e incluso en un semanario local, La Opinión, publicaron una foto de Eli con su pequeña hija y la felicidad que ello significa, pero curiosamente al final del saludo se podía leer algo así como que: Ojalá no se la saquen.

El viernes por la noche

Un periodista de El Diario de Baradero, el viernes al caer la tarde, cuando estaba en pleno trabajo voluntario en una institución local, recibió un mensaje de texto dándole aviso que al día siguiente (sábado) a una mujer que estaba internada en el Hospital le sacarían su hijo para darlo en adopción. El periodista, lejos de dejar dormir el tema hasta el día siguiente, comenzó a recabar información y se contactó con diferentes personas. Una vez que reunió datos muy precisos, recurrió a consultar con Luis Verdina, presidente de la Agrupación ¿Quienes Somos? y juntos analizaron toda la información recogida. Tras consultar telefónicamente con organismos que atienden este tipo de problemáticas, les sugirieron radicar una denuncia en fiscalía por la presunta sustracción de una beba. Así es que visto la confianza que brinda la comisario Jorgelina Silva optaron por consultarla y ponerla en conocimiento de la situación. A decir verdad no se equivocaron, porque fueron atendidos con total solicitud y compromiso por el tipo de denuncia, Silva rápidamente dispuso todo el diligenciamiento del personal necesario para actuar con premura.

Se la arrancaron de sus brazos

La historia de vida de Eli da para escribir mucho, pero fundamentalmente podemos decir que el Estado, a través de sus organismos pertinentes nunca hizo nada por ella, como cuidarla y mejorar su calidad de vida.

Eli, evidentemente, contrariamente a la actitud de Celia y su familia, es un problema para el Estado, que lo resuelve sacándole sus hijos cuando termina de gestarlos y después toda su humanidad continúa en el olvido.

Sus hijos le fueron arrancados de sus brazos, como inescrupulosamente lo hicieron el sábado por la tarde con Laura Gabriela, amparados por la firma de la jueza de Familia Dra. María Alejandra Sívori, para que el matrimonio Galaz – Rebaldería se fuera con la hija de Eli, dado que se la dieron en «adopción simple – según dice la cédula de notificación- atento a la presunta incapacidad de la madre y al criterio sustentado por la Suprema Corte de Justicia de la Prov. de Bs. As».

Un dato: el matrimonio que se llevó a Laura Gabriela ya tiene a Lorena Roxana, una hermanita de la primera.

Panorama poco claro

Cuando decimos que de la vida Eli puede escribirse un libro, también podemos decir que la justicia le ha sacado otros tres hijos, nada se ha hecho por Eli y todo está a la vista. Tal vez, de ahora en más, el zapato de estos funcionarios les comience a apretar y deban atender a las personas como lo que son, no como objetos dejarán de mirar para otro lado con tal se sacarse de encima estos problemas, que ciertamente son complejos, pero que merecen ser atendidos con la dignidad que merecen. Decimos esto porque en la misma cédula de notificación de la que hacíamos mención, dice que la beba «está en estado de abandono y por lo tanto en situación de adoptabilidad». Palmariamente queda demostrado que la Jueza, al firmar esta cédula, no tenía un adecuado panorama de la realidad.

Por la ventana

Ahora bien, en la búsqueda de la información de todo este caso, curiosamente ocurrieron cosas que nos hacen creer que estamos ante la punta del ovillo de muchos otras cosas que tienen que ver con la manera en que se les sacan los hijos a las madres indefensas y creemos que hay profesionales que hacen el papel de tontos cómplices.

Como ejemplo valga este dato: el sábado por la tarde, el periodista llamó en confianza a una médica para preguntarle qué se podía hacer para frenar toda esta locura y refirió que no sabía absolutamente nada sobre el caso. A los diez minutos el periodista se hizo presente en el hospital y dos enfermeras le comentan que la jefa de pediatría había llamado al hospital dando la orden que saquen a la beba aunque sea por la ventana. Curiosamente era la misma médica con la que el periodista se había comunicado.

La punta del ovillo

Cuantas veces decimos y nos llenamos la boca de frases hechas como, «Con los chicos no», pero parece que en Baradero hay personas a las que no les importa nada su vinculo de vida y curiosamente se repiten.

Como decíamos, creemos que tenemos la punta del ovillo que nos lleva a investigar, descubrir o saber qué pasó con otros casos que son tan grises como este.

Eli llora

Eli no se merece que le arranquen su hija porque la consideran insana. Eli jamás abandonó a su beba como quieren hacer creer algunos «interesados», porque hay una familia que da fe de que no es así.

La verdad es justicia y la justicia es la verdad, ojalá quienes deben velar por ella, la cumplan.

Hace años, hay abuelas y madres que buscan recuperar a sus nietos e hijos que les fueron arrancados porque a algunos se les ocurrió que así fuera matando incluso a sus padres.

Preguntamos: ¿Que diferencia hay con Eli? ¿No están haciendo lo mismo? Nada es claro, pero merece que lo sea.

Un dato de la desidia

El sábado, alrededor de las 18 horas, después que a Eli la despojaron de su hijo, se acordaron que debían sacarles los puntos de la cesárea. Contemos los días y saquemos nuestras propias conclusiones. Claro que para que ello ocurra debió gritar el mismo director del Hospital que se vio saturado ante la situación.

Eli quedó solita con su dolor, encerrada en una habitación sin que nadie la pueda contener, ni siquiera una profesional.

Fuente: El Diario de Baradero

Un comentario en “En Baradero a una mujer le arrancaron a su hija de sus brazos y se la dieron a otros

  • el 16 agosto 2011 a las 20:50
    Permalink

    que feeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeoooooooooooooooooooooooooooooooo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *