El sampedrino Eduardo Génova encabeza la búsqueda de la avioneta perdida en el delta y su piloto

“En un momento hubo desesperación porque yo sabía lo que estaba pasando. Yo sabía que era el avión que volaba este chico, yo estaba trabajando con el instructor de él. Me tuve que hacer pasar como comisario mayor de la policía y recién en eso se empezaron a movilizar y recién a las 3:15 yo tuve la confirmación oficial de que no habían encontrado el avión, mientras tanto en todos los medios estaban diciendo que habían encontrado el avión y que no había sobrevivientes”, agregó.

Desde ese momento, señaló que empezaron a ir por su cuenta y ampliaron la zona de búsqueda. “Yo les puedo decir que hoy ya rastrillamos toda la zona del Paraná, Zárate, Rosario, San Pedro, Gualeguay, Gualeguaychú. Está rastrillado ya. Había que seguir ya. No había que concentrase en San Fernando. Eso es si uno tiene dos helicópteros pero no treinta. Faltó organización”, insistió.

Matías Ronzoni
Matías Ronzoni

“Acá no hay ningún plan. Esto es la improvisación continua. Nos pasa en todas las cosas del país y la aviación civil está manejada por gente que sólo se sube a un avión cuando se va de vacaciones, porque nunca tuvieron que ver con la aviación”, sentenció.

Entre otros detalles, comentó cómo se vive esta situación en el seno de la familia Ronzoni y dio cuenta del difícil momento que atraviesa el papá ante la incertidumbre de saber qué pasó con Matías. “No tenemos un dato concreto de qué fue lo que pasó. Trato de aislarme que soy amigo de la familia porque si no, estaría bloqueado y no podríamos seguir buscando. Como amigo, tuve que darle la noticia al padre y permanentemente estoy conteniéndolo porque aparte lo tapan de información que él no está para recibir. Ayer a la noche estuvimos una hora y media hablando porque me pregunta sobre el plan de vuelo. Escucha cualquier cosa y está desesperado”, resaltó. (Infobae)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *