El robo de materiales en el hotel Azahar es “como para hacer otro hotel”

Lo afirmó el abogado Carlos Cruz (representante legal de la firma “Polo Industrial”, propietaria del Hotel Azhares SPA), a través de “La Radio 92.3, acerca de la estafa que supera los 50 millones de pesos por el robo de materiales.

La información fue dada a conocer el miércoles a través de “Somos Noticias” que se emite por la pantalla de Canal 7 de Cablevisión y el diario digital “Norte Bonaerense”.

Cabe destacar que están sindicados los arquitectos Alberto Raúl Antoliche y Jorge Oscar Santiago, a cargo de la obra en sus inicios del inmueble ubicado en Máximo Millán y Maestro Reyna. La causa podría tener implicancias políticas, de funcionarios del gobierno de turno de la gestión de Barbieri como Intendente Municipal.

El abogado dio a conocer su preocupación por la demora en la investigación por parte de la UFI Nº 11.  “La sensación que nosotros tenemos es que esta causa va a terminar prescripta (pasado un determinado tiempo no se puede investigar, la causa se cierra)” y “la Fiscalía no ha hecho nada para evitar esto”, dijo el letrado.

Entre los hechos que se denuncian, enumeró: “Situaciones de hurto, falsedad documental, hay situaciones de estafa y administración fraudulenta”. O sea, “una construcción mal hecha en perjuicio de mi cliente”.

Cruz confió también que hay una “investigación paralela”, respecto de alguna implicancia que podría tener la gestión municipal de aquel entonces. “La Fiscalía pidió alguna información a la Municipalidad y la respuesta, respecto de algunos aportes dinerarios que había hecho nuestro cliente vía concejo deliberante para obras anexas a la de la construcción del hotel, es que no la encuentran por ahora”. Se trata de una “investigación paralela que no ha tenido resultados positivos”, dijo seguidamente.

Y sobre ello, sostuvo: “Sabemos que se ha llevado materiales y maquinarias había otros destinos, estamos tratando de  establecer su fue para obras privadas o también obras públicas sin autorización de la empresa”.

En cuanto a la sustracción de los materiales, aseveró: “Estamos hablando de toneladas de cemento. Yo no le diría como para hacer otro hotel pero más o menos”.

Esto se basa en “un cálculo matemático en base a lo que está construido”. “Mi cliente terminó pagando por el doble de lo que está colocado y lo que no sabemos es dónde está ese faltante”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *