El propietario de la casa baleada acordó con el detenido un resarcimiento económico

Un desenlace inesperado tuvo un hecho ocurrido en esta ciudad, en el mes de marzo y que generó una gran repercusión. Se trata de la situación que

le tocó vivir a la familia Olmos en la madrugada del sábado 7 cuando la casa resultó baleada por un joven de 19 años y un efectivo de la Prefectura. De acuerdo a lo que trascendió, días después de lo ocurrido, por un error estas personas comenzaron a disparar contra el frente del domicilio de calle Casella y Bottaro, dañando todo el frente, el portón de un garage y el vehículo de la familia que se encontraba en el interior..

Cabe recordar, que al menos se detectaron trece disparos y cuando la persona damnificada y propietaria se asomó para ver que estaba sucediendo observa que una de las personas le apunta y le dispara, por lo que rápidamente se introdujo y sorteó una verdadera tragedia.

Este episodio causó preocupación y a la vez asombro por la violencia utilizada. Además generó incertidumbre entre el propio personal policial porque los vecinos del lugar aseguraron que un efectivo de la Comisaría dejó ir al prefecturiano que también había disparado. Mientras que el autor del balazo que pudo ser esquivado fue detenido.

Ahora, todo desembocó en un acto legal pero poco común si se quiere. El Dr. Hernán Granda, Fiscal interviniente en el caso, confirmó que la familia Olmos, afectada por este incidente, será indemnizada por el civil que aún hoy se encuentra detrás de las rejas. El sujeto abonará lo necesario para que se pueda reacondicionar lo dañado, y el sujeto a la vez recupere su libertad. En total, las partes involucradas, acordaron que el detenido y acusado de intento de homicidio, les abone a sus víctimas 20.000 pesos en efectivo. Además la causa pasará a ser caratulada como abuso de arma y daños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *