El Padre Carlos Miri brindó su última misa en la ciudad

Ayer domingo el Padre Carlos Miri bidnó su última misa tras 28 años en la ciudad quien se hará cargo de Ntra. Sra. de la Merced en Pergamino.

Además, en la misma participó Héctor Molfesa el cura párroco que proviene de Ntra. Sra. de Lujan de San Nicolás y desde el miércoles será el nuevo titular de la Iglesia Ntra. Sra. del Socorro.

A través de FM Génesis Miri expresó: “Son sentimientos encontrados, por un lado son 28 años de estar acá y vivir un motón de cosas y por el otro, volver al lugar en donde me formé. La parroquia donde yo voy es donde me ordené, ahí entré como seminarista, fui joven de esa parroquia, y hasta monseñor Castaña me llamó y me dijo que le alegraba mucho que vuelva a la parroquia adonde me ordené”, dijo.

“Creo que todo cambio depende de cómo el cura lo tome y cómo uno vivió donde está. Cuando uno protesta, grita o patalea es porque o no lo vivió bien o tiene otros intereses”.

“En el mes de junio muere el curra párroco de Salto y se genera esa vacante. Había que cubrir la parroquia de conversión de San Pablo de Salto, entonces el obispo le propone al cura de la Merced de Pergamino si quería volver a su parroquia natal, porque es de donde salió. Aceptó y me lo comunicó a mí. El secreto se mantuvo hasta octubre que fue cuando se hizo público, pero yo para las fiestas patronales del Socorro ya lo sabía”, aseguró el cura párroco.

“Las más contentas en mi familia son mis hermanas. Me decía una de ellas, 28 años sin pasar una navidad juntos… Bueno este año vamos a pasar un fin de año juntos!. Pensar que jamás estuve en los cumpleaños de mis sobrinos. Esta es la posibilidad de encontrarme con la comunidad que uno dejó”.

“Muchos estarán contentos porque me voy y otros estarán tristes, como en todas las personas de toda la vida. Lo importante es que cumplí con lo que la iglesia me pidió; me voy tranquilo, traté de hacer lo que los obispos me pidieron. La gente que me conoció y se enojó debe ser porque no les dejé hacer algunas cosas que pretendían y que la iglesia no me lo permitía”, agregó en una de sus fraces.

“De todos modos me voy, pero no me voy, porque sigo siendo el vicario de educación y administración, es decir que una vez por semana tengo que venir. Piensen que yo me voy el martes y tomo posesión, el miércoles vengo a entregar la parroquia, el viernes vuelvo para firmar los cheques y pagarle el sueldo a las docentes, será un día y vuelta”.

Lo mejor que me llevo de San Pedro es haber servido a la comunidad durante 28 años, y haberle dejado a la comunidad lo mejor de vida, toda la juventud. Yo vine de 25 años, es decir que les di todo”, resaltó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *